De viaje por Mozambique

Superficie: 801.590 Km²
Población: 23.929.708 hab.
Capital: Maputo
Idiomas: El portugués es la lengua oficial y más hablada del país. Existen además multitud de lenguas indígenas (destacan el makua y el tsonga). El uso del inglés se extiende en la capital Maputo y en áreas turísticas. El swahili es comúnmente hablado en el norte.
Moneda: Metical mozambiqueño (MZM). Metical mozambiqueño (MZM). El Dólar americano, el Euro o el Rand Sudafricano también son aceptados en muchos establecimientos. Fuera de Maputo, las tarjetas de crédito y los cheques de viaje son prácticamente desconocidos.
Condiciones sanitarias: Se recomienda prevenirse de enfermedades como esquistosomiasis, hepatitis A y B, fiebre tifoidea, tifus, cólera, rabia, tétanos, meningitis, polio y malaria. Si se proviene de países endémicos de fiebre amarilla es obligatorio vacunarse. El Sida constituye un riesgo elevado.
Religión: Mozambique es un país con gran diversidad religiosa. Un 25% de la población es católica, un 20% protestante y otro 20 % musulmana. Destaca la fuerte presencia de las creencias indígenas africanas animistas (50%).
Nacionalidad y etnias: Makua/Lombe (52%) en el norte del país, Sena y Ndau provenientes del valle Zambezi y Shangaan en la parte sur constituyen las principales etnias del país.
Hora local: GMT + 2
Le llaman La Joya Latina de África y es conocido por sus arrecifes coralinos y su variada fauna marina. Mozambique posee sin duda las mejores playas de todo África en las que se puede practicar el buceo. No hay que perderse el Archipiélago Bazaruto y admirar sus riquezas naturales.
La estación fresca y seca para visitar Mozambique es entre abril y septiembre. Su capital, Maputo, tiene un crisol de culturas que todavía guarda los aires latinos que dejó la colonización portuguesa. Merece la pena visitar La isla de Mozambique, un lugar fascinante con viejas mezquitas, iglesias y una particular vida nocturna.

Sabias que…
Mozambique mantiene una estrecha e intensa relación comercial con sus países vecinos, y en especial con Sudáfrica, de hecho en los últimos años han proliferado proyectos de turismo atendiendo las necesidades de la creciente demanda de los ciudadanos sudafricanos.
La Reserva Niassa, espacio natural más importante del país, es dos veces la Reserva Kruger en Sudáfrica y tres veces el Serengeti en Tanzania y ocupa la misma extensión que Dinamarca o el estado de Masachusetts en EE.UU. La reserva alberga una de las mayores concentraciones de fauna salvaje de todo el continente africano, entre los que destacan más de 12.000 elefantes. El Lago Malaui es uno de los lagos más grandes del mundo y un auténtico vergel de especies únicas y rincones paradisíacos descubierto por el famosos Dr. Livingstone en 1859.

 

Día 1. LLegada a Maputo Salimos de España dirección Lisboa. TAP-Air Portugal, LAM y United Airlines son las únicas compañías que ofrecen vuelos directos desde Lisboa a Maputo (duración aprox. de 11 a 30 hrs). Desde el aeropuerto de Maputo hay autobuses que nos desplazan hasta el centro de la ciudad, situado a 8 km (Tarifa: 350 MZN/ 8,50€). El alquiler de vehículos es también posible desde el mismo aeropuerto, aunque el centro de la ciudad es suficientemente pequeño como para recorrerlo a pie. Maputo es un excelente punto de partida para explorar el país. Esta ciudad portuaria, ubicada en el extremo sur de Mozambique, a unos 90 km de la frontera con Sudáfrica. Se caracteriza por sus manzanas de casas cuadradas y amplias avenidas y por la influencia de la arquitectura lusa de los años 70. De paso por la capital, resulta de especial interés la visita al Barrio de Mafalala, emplazado en la periferia de la ciudad, a escasos 5 km (20 min. aprox. en coche). Con más de 22.000 habitantes, y como lugar de nacimiento de ilustres políticos, escritores y deportistas, históricamente se ha convertido en uno de los principales centros culturales del país, en el que hoy día conviven amistosamente 3 religiones. Aunque no se trata de un lugar especialmente peligroso y existen alternativas de transporte público al destino, se recomienda visitar en compañía de un guía local. El acceso a Mafalala es cuanto menos una tarea fácil; el camino de tierra que conduce a la localidad, aparte de estar mal señalizado, no se encuentra en las mejores condiciones. La Asociación Iverca (Av. Marien N,Guabi), entidad cultural que trabaja por mantener la vitalidad y valores histórico-culturales de la comunidad mediante la puesta en marcha de proyectos en los que sobresale el empoderamiento y el trabajo llevado a cabo por las mujeres contribuyendo así con la dinamización del tejido social y productivo de Mafalala a pesar de sus dificultades, organiza recorridos guiados por apenas 750 MZN (18€ aprox. incluido transporte), que comprenden paseos por sus estrechas y bulliciosas callejuelas sin asfaltar, inundadas de pequeñas casas de zinc y madera, y niños correteando; visita a la casa-museo de José Craveirinha, a la mezquita de Baraza, construida por musulmanes procedentes de las Islas Comores, a la iglesia de Munhuana, al mercado central y a lo que todavía queda de la Plaza de Toros Monumental, uno de los últimos y más pronunciados reductos coloniales en el país. (Persona de contacto: Iván Laranjeira +258 824180314). La agrupación musical Tufo da Mafalala, junto con la compañía local de bailarinas de danza contemporánea, animará nuestra visita con un colorido y sorprendente despliegue de artes escénicos. Si hay algo que nos agradará es la simpatía y amabilidad que desprenden sus gentes. Para ampliar la información se recomienda el libro de Alejandro de los Santos Pérez, “Mafalala, guía cultural del Barrio Histórico de Maputo”, un volumen que recoge una pequeña parte de la historia trágica de Mozambique resaltando su aspecto más cultural. Terminus es uno de los hoteles con mejor relación calidad-precio, muy céntrico y práctico. Maputos Backpackers y la obra social Casa Gaiato destacan entre otras opciones.

Día 2. Maputo – Macià – Bilene La segunda jornada continúa en Bilene, hermosa localidad situada junto al Lago Uembje, de 27 Km de longitud, y separada del Océano Indico por una estrecha franja de arena. A lo largo del itinerario, en algunos casos, las distancias a recorrer son considerablemente largas, y teniendo en cuenta las dificultades que plantea la conducción por la escasa señalización y el estado en el que se encuentran las vías, en muchos casos sin asfaltar, aparte de la conducción temeraria propia de los lugareños, se recomienda viajar en transporte público. El país cuenta con una cuanto menos eficiente red de transportes; es por ello que lo ideal sería planificar bien el recorrido antes de emprender el viaje y, desde la misma capital, hacer la reserva de todos los autobuses necesarios para tratar de “asegurarnos” así una plaza en todo el recorrido. No obstante, existen chapas a lo largo del mismo (transporte local a modo de minibus). Por otro lado, aunque existen cajeros automáticos en las principales ciudades, y el euro es generalmente aceptado, antes de salir de la capital recomendamos llevar con nosotros una buena reserva de dólares en efectivo. Es posible cambiar divisas en la mayoría de los bancos (de L-V, de 08:00-11:00 y de 14:00-16:00), y aunque las tarjetas de crédito y los cheques de viaje normalmente son aceptados, fuera de Maputo estos son prácticamente desconocidos. Dirección Xai-xai, camino de esta ciudad eminentemente comercial y cruce de las principales carreteras del sur del país (EN1), podremos visitar algunos mercados de la región. Recomendamos una parada en Macià, situada a 154 km al norte de Maputo. A pesar de no ser un destino especialmente turístico y ser uno de los destinos menos visitados del país, cuenta con atractivos que bien merecen una visita, véase su mercado central. Es además hogar de una de los músicos tradicionales más importantes del país: Domingo Honuane, conocido como Xidiminguani. En la actualidad, su patrimonio se encuentra en proceso de recuperación tras los estragos causados por la Guerra Civil (1977-1992). Para continuar hasta nuestro destino, si no disponemos de coche propio, buscaremos la pequeña rotonda por donde pasan las chapas hacia el destino. Tan sólo 33 km nos separaran del destino de sol y playa mozambiqueño más próximo a Johanesburgo (capital de Sudáfrica): Bilene. Situado en la carretera costera que durante los próximos días nos desplazará a Xai-Xai, Inhambane y el archipiélago de Bazaruto, entre otros destinos, se trata de un destino ideal para disfrutar de una jornada de sol y playa en un ambiente sosegado. Además de relajarse en sus paradisíacas playas de arena dorada, Bilene ofrece un sin fin de deportes y actividades acuáticas entre las que destaca buceo, snorkel, windsurf, esquí acuático, manejo de motos acuáticas y parasailing; las más comunes entre los visitantes. En la calle principal encontraremos numerosos restaurantes, bares, locales y discotecas para las noches del fin de semana. Podremos adquirir productos básicos en las tiendas y mercados que se extienden a lo largo de la misma. Para pernoctar se recomienda el Complexo Palmeiras, cuya gerente, Donna Otilia, y su encargado, Jocas, son dignos de conocer. Muy cerca contamos también con otros interesante alojamientos como la Pensão San Martinho. A escasos metros de la costa, Pensión Bilene es ideal si preferimos pasar la noche en Macià.

De viaje por Etiopia (parte 3)

Día 10. Aksum Aksum, también conocida como Axum, situada a los pies de las montañas Adoua, al norte del país, es una antigua capital imperial, centro del reino de Axum, repleta de historia y leyenda. Fundada hace más de 3.000 años, fue la primera ciudad del país que se convirtió al cristianismo y probablemente la ciudad más antigua de Etiopía. Fue en la era cristiana cuando se convertiría en un estratégico emporio comercial por el que circulaban ricas sedas, oro, marfil, piedras preciosas y por supuesto especies. Como epicentro y corazón de la antigua Etiopía, Aksum concentraba el poder para lidiar con el Imperio Romano oriental y Persia. Su estratégica ubicación en el camino de antiguas rutas de comercio entre Asia y África dio lugar a la aparición de numerosas riquezas, monumentos y un importante legado en cada rincón de la ciudad, que con algunas pérdidas perdura hasta la actualidad. A escasa distancia del hotel comenzaremos ya a apreciar este rico patrimonio arqueológico. Lo más destacado del lugar son sus colosales obeliscos tallados, que condecoran las tumbas de los reyes del imperio, de entre la que cabe destacar la del rey Basen. Alcanzando hasta los 33m. de altura (estela de Ramhai, que en la actualidad yace en el suelo descompuesta en múltiples partes), este conjunto de 75 monolitos se han convertido en los más grandes del mundo. De entre las estelas que aun se mantienen en pie destaca la de Ezana, la más alta de ellas con una altura de 23m. Según cuenta la leyenda, en el interior de la tumbas, antes del descontrolado saqueo que del que fueron victimas en numerosas ocasiones, se albergan incalculables objetos y riquezas de especial valor arqueológico. Algunos de los restos hallados en posteriores excavaciones han sido preservados y trasladados al museo de la ciudad y a Addis Abeba, donde hoy día se encuentran expuestos al público. No podremos dejar de ver los pilares, estelas y el bloque de piedra que luce inscripciones en Geez (amhárico antiguo), Griego y Sabaean, situados en el parque del rey Ezana. Detrás del museo encontraremos la que fuera la primera iglesia que se construyó en África: la iglesia de Tsion Maryam, que data del s.V. La original fue destruida, por lo que hoy día apreciaremos la construcción que llevó a término el emperador Fasilidas en el s. XVI: la iglesia de Santa María de Sión, la más venerada de toda Etiopía que según cuenta la tradición acoge el Arca de la alianza traída desde Israel por Menelik, el hijo del rey Salomón y la reina de Saba. Lamentablemente no tendremos la oportunidad de verla, ya que el acceso está restringido. Parece ser que tan sólo su guarda actual es su único testigo. La entrada a la iglesia cuesta 60 Birr/2,50 € aprox. Con la entrada podremos acceder además al museo que fue construido anexo al complejo por la esposa de Haile Selassie. Advertimos que las mujeres tienen prohibido el acceso a la misma. La Piscina de la Reina de Shaba y el Palacio de Kaleb merecen también una visita. Para conocer un poco más de cerca la cultura local y disfrutar de una de las mejores y auténticas ceremonias del café del país, se puede visitar el museo etnográfico Etenesh (0913442694, jonata_tt@yahoo.com). En la actualidad no hay una gran variedad de hoteles y la gran mayoría de los turistas opta por Africa Hotel (ya mencionado antes). En el Yeda Hotel encontraremos un lugar agradable donde poder tomar algo al tiempo de disfrutar de unas hermosas vistas del conjunto arqueológico de estelas y de buena parte de la ciudad.
Día 11. Aksum – Adwa Continuando el viaje hacia el norte, a una hora de Aksum, se encuentra Adwa. La ciudad es conocida internacionalmente por la famosa Batalla de Adwa, batalla culminante de la Primera Guerra Italo-Abisinia protagonizada por Menelik II, que tuvo lugar el 1 de marzo de 1896 entre Abisinia (hoy reconocida como Etiopía) e Italia cerca de la ciudad homónima. Este importante episodio que convirtió a Etiopía en la primera nación africana que conseguía vencer por las armas a un país europeo, convierte hoy día a Adwa en un lugar glorioso en la historia de Etiopía y del continente africano, que llena de orgullo a cualquier etíope. Este lugar, poco frecuentado por turistas, cuenta con tres lugares de gran importancia histórica. En primer lugar en Yeha, a 58km de Adwa, sitio considerado cuna de la civilización etiope, encontraremos las ruinas del templo más antiguo del mundo, que datan del siglo VIII-V a.C. Las investigaciones arqueológicas más recientes alegan que este extenso asentamiento fue erigido durante la época sabaeana, aunque se desconocen datos a cerca de la civilización que lo construyó. El conjunto, sorprendentemente levantado con inmensos bloques de piedra rectangulares ensamblados entre sí sin aparente uso de mortero, permanecen en un excelente estado de conservación. (50 Birr/ 2€ aprox.). En el interior del templo podremos visitar una iglesia cristiana, que a principios del siglo XX fue reemplazada por otra. Esta iglesia venera la figura del monje Abune Aftse, quién, según la leyenda, fue trasladado por un ángel a Yeha cuando huía de la persecución sufrida en diferentes lugares de Etiopía. En su interior, encontraremos expuestos al público, manuscritos, iconos, instrumentos musicales antiguos y joyas, entre otros muchos objetos, todo ello sin ningún tipo de protección. A escasa distancia encontraremos el museo de Yeha. En la puerta misma puerta, a veces es posible encontrar a diversos comerciantes ofreciendo alimentos como cereales. Durante las excavaciones, aún sin finalizar, se han encontrado numerosos objetos que nos desvelan algunos detalles de dichas civilizaciones: como hornillos de incienso, armas de hierro y utensilios de cerámica. En segundo lugar, no podremos dejar de visitar Porto-Early Portuguese, antiguo asentamiento de los portugueses a su llegada a Etiopía, uno de los legados europeos más relevantes presentes en la región del Tigray. Y en tercer lugar, el Monasterio de Abba Garima, situado en un lugar aislado entre montañas a una altura de 2.100 m. Este santuario cristiano goza de especial popularidad debido en su interior alberga el primer manuscrito cristiano ilustrado del mundo: los Evangelios Garima, datados entre el año 330 y 650 d. C. El primitivo texto arroja nuevos datos sobre la expansión del cristianismo en el África subsahariana. Coste de entrada 50 birr/ 2€aprox. En Adwa sería interesante visitar el mercado, mejor muestra de la precariedad del la vida en Etiopía, donde todo se compra y se vende. Es muy común entre los turistas comprar Yebena y Coralima, especia parecida a la pimienta con cierto gusto a limón, tan característico de platillos típicos del lugar. El Maay Assa Hotel destaca con muy buena relación calidad-precio.

Días 12 y 13. Adwa – Región del Tigray Un recorrido de 6 horas nos lleva al corazón de la región de Tigray, una de las zonas más impactantes y espectaculares de Etiopía. Según los manuscritos el pueblo Tigray es descendiente de los semitas que comenzaron a establecerse en el Cuerno de África más de tres milenios. Según sus tradiciones, descienden del antiguo reino de Saba, reino que fue gobernado por Menelik I, el hijo nacido del rey hebreo Salomón y la reina de Saba, según cuenta la leyenda. Las imágenes de la hambruna de 1984 grabadas por el periodista Peter Gill en Korem (región de Tigray) dieron la vuelta al mundo y provocaron una respuesta sin precedentes en países desarrollados. Para muchos, esa sigue siendo la imagen de Etiopia, pero la realidad no tiene nada que ver. Las lluvias de los últimos años y las mejoras en las técnicas de agricultura permiten a los etíopes alimentar a sus familias y buscar nuevas fuentes de ingresos. En la región de Tigray existen más de 200 iglesias de Rock-Hewn, construidas en la época del emperador Yohanes IV (1871-1889), que sorprenden por estar escavadas en las rocas, existiendo algunas de difícil acceso. Proponemos visitar la región de Gheralta para ver el grupo de iglesias conocidas con ese nombre. La belleza extrema de la región, sus espectaculares montañas que lo cubren todo de rojo y su paisaje sobrecogedor nos dejaran cuanto menos indiferentes. Se pueden visitar muchas de ellas aunque a veces se requiere tener más habilidad en la escalada. La mayoría son espectaculares, y algunas de ellas están situadas en parajes inmensos, íntimos y vírgenes, de manera que aseguramos que el esfuerzo de ascender hasta ellas merecerá absolutamente la pena. Las más impactantes y accesibles son Abraha Atsbeha y Yohannes Maequdi, pero sin duda la más espectacular de todas es Abuna Yemata Guh situada en la montaña y decorada en su interior con pintura tradicional ortodoxa. Sería muy recomendable dedicar varios días para disfrutar de estas reliquias. En todas ellas hay que pagar una entrada de al menos 50 birr/ 2€ aprox. y para acceder se considera casi imprescindible contar con la ayuda de guías locales, debido a que suelen ser los que tiene los contactos con los sacerdotes para la visita de las iglesias y es de verdad quien conoce los caminos. Sería muy recomendable dedicar varios días para disfrutar de estas reliquias y planificar el programa para hacer visitas con la suficiente antelación. En caso de contratar los servicios de un guía, es muy recomendable que se cierre por adelantado el programa que se quiere hacer. Aconsejamos a Fisseha Tsesay (0914784632). Es también posible hacer la reserva de las rutas con TESFA (Tourism in Ethiopia for Sustainable Future Alternatives – www.community-tourism-ethiopia.com). Para alojarse las dos noches, la mejor opción es Gheralta Lodge. Este logde, gestionado por italianos, se encuentra situado en un lugar privilegiado de la región de Tigray, cerca del pueblo de Hawzen.

Día 14. Mekele (Región del Tigray) El siguiente destino del viaje es Lalibela. El camino desde Tigray es muy largo por lo que es aconsejable dormir en Mekele, a 70km de Gheralta Lodge. El paisaje hacia nuestro próximo destino es espectacular. La carretera recorre las montañas subiendo y bajando por los desniveles de terrazas, dedicadas al cultivo del trigo. La vegetación toma aquí diversas tonalidades que van desde el amarillo al verde oscuro. El azul brillante del cielo es espectacular. Seguramente sea esta la zona más impresionante de toda Etiopía, por su gente, su legado histórico y religioso, su maravilloso patrimonio y sus espectaculares paisajes. En apenas 3 horas habremos llegado a Mekele, capital de la Región Tigray. La ciudad es uno de los principales centros económicos y universitarios del país y una de las ciudades más grandes y modernas de Etiopía. En la ciudad se encuentra, además, la sede de la Misión de las Naciones Unidas para Etiopía y Eritrea. Destaca además por la presencia de numerosas iglesias ortodoxas etíopes. Con suerte llegaremos a tiempo para visitar el Palacio de Yohannes IV, emperador de Etiopía en las décadas de 1870 y 1880, construido en el margen norte de la ciudad en 1882 por el arquitecto italiano Giacomo Naretti. Es, además, actual sede del museo de la ciudad. Entre otras piezas exhibe el trono real del emperador, su dormitorio, indumentaria ceremoniales, armas y una serie de otras colecciones históricas. (Horario de 9hrs a 17hrs). En el mercado de Mekele, es posible que veamos las caravanas de camellos de los Afar cargadas con sal, que extraen en el desierto de Danakil, tiñendo a su paso todo de vivos colores. Otro de los atractivos que caracterizan a la ciudad es el monumento al FPLT (Frente Popular de Liberación de Tigray), que conmemora la lucha contra el régimen comunista etíope, visible desde la mayor parte de la ciudad. Para los aficionados al fútbol, el estadio para 10.000 espectadores, que sirve de sede a los equipos de la Primera Divisón de la Liga Etíope, Trans Ethiopia y Guna Trading F.C. merece una visita. Geza Gerlase es un restaurante en el que sólo sirven carne de ternera, cordero o cabra, que cortan y pesan delante de ti antes de cocinarla. Mientras nos deleitamos con sabrosos platillos típicos de muy buena calidad, podremos disfrutar de espectáculos de baile tradicionales al son de música en directo. Si hay algo caracteriza al etíope, es su especial afición al baile. Los en Etiopía son tradicionales y espectaculares y dependiendo de su finalidad así se adornan los danzantes y varían los adornos y pinturas que se lucen; la música rítmica ayuda a la concentración de estos bailarines. Otros restaurantes de la ciudad nos sorprenderán algunos de los platos típicos como El wat (estofado de carne, pollo o verduras) acompañado con una salsa picante y con o sin injera (pan) y tibs (trozos de carne asada). Especialmente apreciados entre la gente local. En la cocina tradicional etíope no encontraremos carne de cerdo de ningún tipo, ya que el islam y la Iglesia ortodoxa etíope prohíben comer esa carne. Otras especialidades son El shivro (plato de garbanzos) o el misir (lentejas). Recordamos que sólo se utiliza la mano derecha para comer. No podemos dejar de probar el tej, bebida alcohólica con un especial gusto a miel. Para un mejor aprovechamiento de la visita recomendamos contactar con el director de la Oficina de Turismo de Mekele. Como en otras ciudades etíopes, Mekele carece de alumbrado en la calles. Si queremos alargar la visita hasta última hora del día, recomendamos llevar con nosotros una linterna.

Días 15 y 16. Mekele – Lalibela Salimos a primera hora de Mekele dirección Lalibela, el lugar más emblemático de Etiopía, conocida por sus increíbles iglesias escavadas en la roca y su formidable encuadre natural rodeado de bellas montañas y valles verdes. A 2.630 m. de altura y prácticamente incomunicada del mundo hasta hace relativamente poco Lallibela, también conocido como la “Petra de África”, mantiene un aire medieval que la hace única en el mundo cristiano. El conjunto de iglesias, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978, fueron construidas durante el reinado del Lalibela en el siglo XII-XIII. La leyenda cuenta que el rey Lalibela fue envenenado por su hermano y mientras estaba enfermo Dios le encargó hacer una réplica de la ciudad sagrada de Jerusalén en Etiopia. El conjunto no fue construid sobre piedra, sino que fueron directamente escavadas en la roca. Se trata de 12 imponentes iglesias, distribuidas en 2 grupos separados por el pequeño río Jordán, aunque todas ellas permanecen unidas por una compleja red de túneles subterráneos o semisubterráneos. La última de iglesia, separada del resto, es la célebre iglesia de San Jorge, joya arquitectónica del conjunto. En la actualidad sigue siendo un lugar sagrado y misterioso donde feligreses y turistas componen una peculiar estampa. El interior de las iglesias no es muy llamativo, pues lo impresionante en Lalibela es el conjunto y contemplar a la gente, en sí misma, su devoción. Si es posible recomendamos hacer la visita de madrugada, los monjes duermen allí mismo. Tendremos que prestar atención al camino que debemos recorrer, puesto que durante la visita no hallaremos durante ningún tipo de indicación. Descendiendo medio kilómetro aprox. desde la plaza principal hacia el mercado encontraremos la oficina donde podremos adquirir la entrada, que 300 Birr/ 12,50€ aprox. y da acceso a las iglesias del Norte y Sur durante todos los días que dure nuestra visita. Horario de visita 6 a 12 y de 14 a 17 horas (sujeto a cambios). La visita a las iglesias se puede hacer perfectamente sin guía (coste medio día 15€/ persona). Al igual que en Tigray, TESFA organiza rutas de trekking de 2/3 días. En estas rutas los turistas tienen la oportunidad de conocer la cultura local y alojarse en campamentos gestionados por comunidades locales. Sin duda Lalibela es un lugar de esos que no hay que perderse, y que hoy por hoy no está sobreexplotado por el turismo. Además, existen varios hoteles con encanto en los que se puede dormir como en Blulal Hotel o en Helen Hotel. Para reponer fuerzas en el restaurante Blue Lal o Chez Sophie, podremos disfrutar de una deliciosa pizza cuesta por al más de 14 birr/ 0,60€ aprox. En la calle de bajada a la ticket office de las iglesias encontraremos el restaurante Blue Nile, otra excelente elección. Muy recomendable la cafetería Shallom (en la plaza central), en cuya terraza podremos disfrutar de un café con canela terraza. Es absolutamente recomendable traer suficiente dinero en efectivo, ya que no existe en la zona ningún banco u hotel dónde cambiar en toda la zona.

Día 17. Lalibela – Addis Abeba En esta ocasión consideramos más oportuno tomar un vuelo doméstico hacia la capital (2 horas aprox.), que nos salvarán de 1 o 2 días de viaje, dependiendo de si viajamos en vehículo propio o en autobús. Recordamos que sólo Ethiopian Airlines (ET) está autorizada para ofrecer este servicio en el interior del país. Si en el viaje de ida volamos desde España con esta misma aerolínea, podremos en este caso disfrutar de descuentos y prioridades. Para reservar el billete de avión podremos o bien dirigirnos a las oficinas de la aerolínea situadas en lo alto de la colina, frente al Seven Olives Hotel (abierta todos los días, aunque puede variar), o si lo preferimos podemos hacerlo por teléfono o correo electrónico a las oficinas locales (Lalibela; +251 33 336 0046, Mob. 251 911 25 56 79;llitsm@ethiopianairlines.com. Addis Abeba: +251 11 551 7000-,addcto@ethiopianairlines.com ). No es necesaria ninguna tarjeta de crédito. Coste billete ida: 130€ por persona (sujeto a cambios). El trayecto de 25 km al pequeño aeropuerto de Lallibela transcurre por una carretera asfaltada que baja desde los 2.630 m. de altura a los que se encuentra el pueblo, y se recorre en unos 30 minutos aprox. En caso de viajar en autobús, para obtener un buen precio es importante estudiar todas las alternativas que se nos ofrezcan para obtener un buen precio, ya que estos suelen ser bastante altos. La agencia oficial NTO cobra 50 Birr/ 2€ aprox.por plaza, pero se puede conseguir pagar 25 Birr/ 1€ aprox. con alguna de las otras agencias. El recorrido en taxi viene costando alrededor de 60 birr/trayecto Existen salidas todos los días a las 11:55 y los viernes a las 9:10. Recomendamos estar en el avión 2 horas antes pasar con tranquilidad los sucesivos controles de pasaporte y equipaje, gestionados aún manualmente. El equipaje es revisado cuidadosamente. Como en todos los vuelos interiores, en el momento de hacer el check-in deben pagarse 10 Birr/ 0,40€ aprox. en concepto de tasas de aeropuerto. Podremos tomar algo en la pequeña cafetería del aeropuerto. Así mismo, podremos comprar algo para llevar en la tienda que encontraremos también en el interior. Si tenemos oportunidad, sería fabuloso tomar un asiento al lado de la ventanilla, el escenario de las montañas rodeando Lalibela nos premia con una espectacular panorámica. Todo un espectáculo para disfrutar. Tras llegar al aeropuerto de Addis Abeba, nos dirigiremos a la terminal internacional para retomar el vuelo de conexión al destino enlace europeo correspondiente, para finalmente tomar el vuelo que nos lleve de regreso a España. Recordamos que a la salida del país deberemos hacer efectivo el pago de las tasas de salida internacional ($20, sólo se pueden pagar en dólares). En su caso, lo ideal sería cambiar el resto de birrs. Si deseamos ampliar nuestra estancia no podemos dejar de visitar el centro de la ciudad, la Catedral de San Jorge, la Iglesia de Bete Maryam, el museo etnográfico de la ciudad o dar un paseo a pie por la Piazza y sus calles circundantes de marcado estilo colonial. Cabe mencionar la famosa pastelería Soul Kid situada en la avenida Adwa al nordeste de la Piazza, es la Soul Kid. La venida Churchill, por debajo de la plaza Tewodros, es el mejor lugar para hacer las últimas compras (precios asequibles). La capital dispone de una gran variedad de alojamientos siendo uno de los más habituales entre los turistas el Taitu Hotel, el hotel más antiguo de la ciudad. Recomendamos además el Agge Furnished Guest o el TDS Hotel.

Finalmente retornamos a Murcia ya lo más fabuloso del viaje fue no tener que llamar a cerrajeros Murcia Baratos. Disfrutad del viaje

De viaje por Etiopia (parte 2)

Día 5. Bahar Dar – Lago Tana – Bahar Dar Durante la mañana de esta quinta jornada de viaje, por la mañana proponemos un bello recorrido en barca por el lago Tana. La visita consiste en navegar por este inmenso lago de 3.500km2 de superficie, fuente del Nilo Azúl, y conocer algunos de los templos y monasterios cristianos levantados entre los siglos XIII y XIV en 20 se sus 37 islas, que hoy día continúan siendo regentados por monjes. Para ver todos los monasterios son necesarios varios días, por lo que visitaremos los más cercanos a Bahir Dar, especialmente los de Ura Khidane Mihret y Azwa Maryam, situados en la Península de Zege. Contrataremos una barca (asegurarnos de que la persona sea la propietaria, para evitar intermediarios, y encarecimiento de precio). El coste aprox. para ocho personas es de unos 300 birr/ 12,50€ .Es muy importante dejar claro que incluye este precio de negociación para evitar confusiones. Durante el paseo nos sorprenderán hermosas colonias de pelícanos posadas sobre rocas que emergen escasos centímetros del agua y exóticas plantas silvestres de café. Una vez en las islas hay que localizar al monje, que amablemente nos enseñará su iglesia, cuyo principal interés radica o en las pinturas interiores o en los tesoros que albergan otras reliquias monásticas de siglos atrás. Conoceremos de cerca las curiosas costumbres y forma de vida de la comunidad de los monjes que las habitan y degustaremos algunos productos locales. Advertimos que en algunos de ellos no está permitido el acceso a mujeres y que al entrar es necesario descalzarse. Entrada 20 birr/ 0.80 € aprox. Está permitido hacer fotografías en el interior de los edificios y el uso de Videocámaras tiene un coste aprox. de 100 birr/ 4€ aprox. En varias de estas comunidades de las islas del Tana no pueden entrar las mujeres Por la tarde resultará ineludible realizar una excursión a las cataratas Nilo Azul o Tissiat, las primeras y únicas cataratas reales del río Nilo, situado a media hora de la ciudad. Existen dos formas de acceso, por barca o a pie. Esta última es más impresionante y además se atraviesa un puente portugués construido en el siglo XVI y un interesante poblado Amhara. En el mercado principal de la ciudad, situado a 200m. al sur de la estación de autobuses, podremos adquirir los mejores recuerdos del país a precios asequibles cualquier día, pero especialmente los sábados. Entre las principales artesanías encontraremos joyas en platino, oro y plata, adornadas con perlas procedentes del Mar Rojo, hermosas tallas en maderas, máscaras, cestería, instrumentos musicales y pintura naif, de tejidos de calidad y tintes vegetales, además de azafrán, café, añil, azúcar y salazones de pescado a buen precio. No nos podremos perder como los artesanos fabrican todo tipo de sandalias a partir de neumáticos usados. En el restaurante Enkutatash, destaca su especialidad: el fish cottelet, que contiene filetes de pescado empanado acompañado de ensalada, pasta, arroz, patatas fritas y pan (12 birr/ 0,50€ aprox.). El fish goulash, compuesto de porciones de pescado con una salsa picante, se encuentra entre otra de sus especialidades. Muy recomendable probar la cerveza local Bedele (4 Birr) en “Los Pelícanos”, situado a orillas del lago Tana, probablemente el lugar donde se sirva la mejor cereza de la ciudad. El restaurante y pastelería Tana Pansion nos deleita con un delicioso surtido de repostería. En el Café Mugera disfrutaremos de un agradable ambiente. (Coste café con leche y una pasta: 3 birr/ 0.15€ aprox.)Para pernoctar el Ethio Star Hotel se sitúa entre las mejores opciones.
Día 6. Bahar Dar – Gondar Los aproximadamente 200 km que separan Bahar Dahar de Gondar discurren sobre una pista en bastante buen estado, lo cual facilitará la conducción y reducirá el tiempo de viaje, de unas 4 horas aprox. La señalización aquí es prácticamente inexistente, por lo que es necesario que previamente estudiemos bien el camino para evitar posibles pérdidas. Si viajamos en autobús, es conveniente comprar el billete el día anterior, antes de las 18hrs, en la estación de Bahir Dar. Recomendamos de nuevo la conveniencia de estar en la estación 30 min. antes de la hora de salida prevista (5:30 a.m.). El trayecto durará aprox. 5 horas y costará alrededor de 15 birr/ 0,60€ aprox. Antes de comenzar el viaje, en Kabele, tenemos la oportunidad de visitar una empresa de fabricación de injeras gestionada por cinco mujeres. Aunque hay muchos lugares en Etiopía donde conocer el proceso de elaboración de la injera, éste es sin duda uno de los más auténticos. A 50 km al norte del lago Tana y a los pies de las Simien Mountains a 2200msnm encontraremos la ciudad de Gondar, capital de Etiopia desde su fundación en 1632, por el Emperador Fasilidas. En sus inicios la ciudad vivió un gran esplendor y prueba de ello es el recinto imperial donde diversos soberanos erigieron sus castillos, iglesias, pabellones, etc., denominada por ello como “Camelot de África”. En la zona central de Gondar, encontraremos el maravilloso Recinto Real o Fasil Ghebbi, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979. El complejo abarca 75.000 m2 e incluye castillos, palacios y casas, edificios auxiliares, rodeados de un alto muro de basalto. Una impresionante y sorprendente villa medieval europea del s. XVII en medio de África, que parecen dar paso a un nuevo y misterioso mundo. El más antiguo y espectacular es el Castillo de Fasilidas. A 2 km al noroeste se encuentra la Piscina de Fasilidas, donde los lugareños de Gondar celebran el Timkat, la Epifanía, bañándose en las aguas de la piscina real como signo de purificación. Se puede llegar al lugar o bien a pie o bien tomando un minibús que cuesta alrededor de 1 birr/ 0.04€ aprox., puesto que se encuentra junto a la carretera a Bahir Dar, en la salida oeste de la Piazza, delante de un supermercado (Ras Dashen). Visita 2/3horas. Entrada:50 birr/ 2,05€ aprox., con derecho a visita de la piscina de Fasilidas en el mismo día. La iglesia Debre Berhan Selassie, la iglesia más famosa del país, a tan sólo 2 km al nordeste. Destacan las espectaculares pinturas de su interior, especialmente las del techo, decorado con pinturas de 80 caras de querubines, una de las imágenes más destacadas de Etiopía y más reproducida en postales y recuerdos. Un recorrido por el centro de la ciudad a bordo de un garis (carro tirado por un caballo) observando, con los castillos de fondo, a la gente local vestida con sus ropas tradicionales nos trasladarán a la época medieval. Coste 10 Birr/ 0,40€ aprox. por trayecto. Para comer, el restaurante del Circle Hotel, destaca su exquisito cordero asado. Para los paladares más exigentes, el restaurante Mini Fogera ofrece su especialidad en carne asada. (10birr/ 0,40€ aprox.). Los entusiastas del café, en la calle principal encontraran una galería de cafeterías, donde es posible disfrutar del amargo café etíope. Entre todos los alojamientos de Gondar cabe destacar el Tana Hotel, dirigido por Elsa Tadele. Queens Hotel y Atse Bekaffa Hotel son también excelentes opciones para descansar.
Día 7. Alrededor de Gondar El día siguiente puede aprovecharse para visitar Gorgora y el proyecto Wolleka. Gorgora es un pueblo situado en la vertiente norte del lago Tana, a una hora en coche de Gondar. Aquí se encuentra la iglesia de Debre Sina, una de las más espectaculares del lago y seguramente la mejor conservada en su estado original (data del siglo XV). Junto a esta iglesia se yergue el hotel Gorgora, un edificio comunista de la época del Derg, donde se puede disfrutar de una agradable comida a orillas del lago. Merece la hacer una parada en Wolleka, situado a 5 km escasos de la salida de Gondar. Donde encontraremos los Poblados de los Falashas, etnia de judíos etíopes minoritaría que forman la Bet Israel o Casa de Israel. La tradición cuenta que viajaron desde Jerusalén con el rey Menelik I, alrededor del siglo VI a. C., y con ellos trajeron el Arca de la Alianza que, según la leyenda, permanece oculta en la iglesia de Santa María de la ciudad de Axun, en Tigray, al Norte de Gondar. Tras la guerra civil, el pueblo fue desplazado a Israel (1990) en la bautizada Operación Salomón, pero una pequeña minoría se resistió a abandonar estas tierras y decidieron quedarse practicando sus tradiciones como desde hace 2 milenios y medio, en la más absoluta pobreza. El cartel que encontraremos a la entrada de estos pueblos (Wellcome to Sion) son muestra de la pobreza y aislamiento de estos pueblos, que se acentuada a medida que avanzamos hacia el norte. No siendo así el caso del campo, habitado y cultivado en toda su extensión. Proponemos una visita Proyecto de Mujeres Wolleka, a 20 minutos de Gondar en la carretera hacia Debark. En este proyecto 43 madres solteras reciben formación en cerámica y posteriormente venden los productos en Gondar y otros lugares de Etiopía. Encontraremos hermosas reliquias de cerámica decoradas con figuras de pájaros, representaciones negras del rey Salomón y la reina de Saba, Estrellas de David, hombres y otros motivos decorativos típicamente judíos, como reminiscencia de la cultura judía. De entre las diversas muestras es muy famosa una cajita donde yacen después de copular Salomón y la reina de Saba, regia cópula que dio origen, hace 2500 años y según la mitología etíope, a la dinastía de sus reyes. En cuanto a la arquitectura, si tenemos suerte será curioso observar como trabajan el barro para recubrir las cañas que conforman la estructura de la casa, las mujeres portan el agua en unas cantaras metálicas, la arrojan sobre la tierra, otros la mezclan y los niños añaden la paja y hacen la mezcla con sus pies. Como destacamos anteriormente, el Tana Hotel, el Queens Hotel y el Atse Bekaffa Hotel son cualquier de ellos excelentes opciones para pernoctar en Gondar. Recomendamos leer Etiopía: hombres, lugares y mitos, del misionero camboniano Juan González Núñez. Libro que narra una historia nacional sencilla, sugerente, cuyo elemento central es la presencia cristiana, basada en las aventuras y experiencias del autor en el país.
Día 8. Gondar – Simien Mountains A 120 km. (3 horas aprox.) de Gondar se encuentra Debark, desde donde se organizan las visitas al Parque Nacional de Simien Mountains, que fue el primero de los siete lugares herencia de la Humanidad del país en ser designado como tal por la UNESCO (en 1978). Ras Dejen, de 4.195msnm, es su montaña más alta, motivo por el cual es también conocido como el “techo de África”. La entrada al parque así como la organización de trekking se hace en las oficinas centrales de Debark. Los viajes organizados desde Addis Abeba u otras ciudades etíopes suelen ser más caros y no permiten a las comunidades locales desarrollar una oferta turística propia. Por esta razón recomendamos organizar y alquilar todo el material necesario en Debark. El parque es conocido por su diversa ecología, fauna y flora. Aquí podremos admirar el paisaje, realizar alguna caminata y observar las especies endémicas como el lobo etíope, la cabra de Abisinia y los babuinos “Gelada” (en peligro de extinción). Destacan otras especies como buitres orejudos, quebrantahuesos, lobelias, ericas, etc. En función de la altitud, apreciaremos hasta 3 tipos de vegetación: la vegetación original de cedros y mañíos del nivel inferior (3000-3300msnm) hoy día es sustituida por cultivos agrícolas y sobre todo por actividades ganaderas. El nivel intermedio, (hasta 4000msnm), está muy degradado y en escasos enclaves se conservan los bosquetes originales de brezo y salvia. La cima está dominada por praderas semialpinas, cubiertos por terrenos rocosos alternados con bosquetes de brezos gigantes de hasta 7m.de altura. Los espíritus más aventureros y deportistas amantes del trekking encontrarán las mejores zonas para la práctica de esta actividad en el Parque, donde además los aficionados a la equitación podrán recorrer amplias zonas a caballo, al tiempo que disfrutan de uno de los paisajes más extraordinarios de África. A pesar de su altura y carácter escarpado, las montañas albergan numerosos pueblos y villas. Estas tierras estaban habitadas desde tiempos remotos por los judios etípes, que debido a los repetidos ataques de los emperadores cristianos, en el siglo XV tuvieron que desplazarse a la antigua provincia de Dembiya, en la actual zona de Gondar, en la región Amhara. La entrada para un día con guía y scout cuesta 360 birr/ 14,50€ aprox. (2 personas). Aunque es posible acampar y hacer excursiones de varios días, durante la estación de lluvias no es recomendable y bastaría con una jornada. Los servicios de autobús entre Gondar y Shire es el único medio de transporte público para salir del Parque. Por lo que recomendamos asegurarse de organizar el viaje de regreso del Parque antes de entrar. No hay comunicación satélite en todo el parque, por lo que será imposible comunicarse con las oficinas centrales de Debark. Por otro lado, advertimos que los camiones no están autorizados para prestar tales servicios; en caso de incumplimiento podrías llegar a pagar una sanción de más de $200/ 140€ aprox. En Simien Mountains, el Simien Mountains Community Lodge, un alojamiento gestionado por la comunidad local, que ofrece camas y la posibilidad de acampar si se prefiere. Aquellos que quieran pasar la noche en Debark pueden hacerlo en el Giant Lobelia Hotel, frecuentado por gente local y turistas. A pocos metros también se encuentra Imet Gogo Hotel gestionado por la emprendedora local Imet. En cualquiera de ellos podremos disfrutar de la rica gastronomía del lugar.

Día 9. Simien Mountains – Camino a Aksum Nuestra próxima aventura nos lleva hasta la ciudad de Aksum, situada a 260 km aprox. de Debark. Si viajamos en coche estimamos aprox. unas 6 horas de viaje, por lo que es importante salir a primera hora para llegar con la luz a Aksum. A 16 km de Debark camino de Aksum, se encuentra Debbahir Women´s Association, una asociación de 60 mujeres que fabrican hornos, hilo y otros materiales. Para visitar las instalaciones contactar con Addis Zewdo ( +251 581170174). En caso de viajar en autobús, es importante saber no existe un trayecto directo de Gondar a Aksum. Es por ello que a unos 200 km aprox. de Gondar deberemos hacer una parada en Shire, desde donde retomaremos el viaje y recorrer 60 km aprox. hasta llegar a Aksum. Si salimos con tiempo, con suerte al llegar a Shire, podremos tomar el último autobús que parte a Aksum (16:30 aprox.). Estimamos en este caso un viaje aprox de 13 horas. En caso de no llegar a tiempo, tendríamos que pernoctar en Shire y continuar viaje al día siguiente. Si estamos muy cansados, justo detrás de la estación de autobuses de Shire encontraremos el National Hotel. El resto de hoteles de Shire parecen estar ya bastante alejados de la estación. Al día siguiente dispondremos de numerosos servicios Shire-Aksum. El billete de Gondar-Shire tiene un coste aprox. de 45 birr/ 1,85€ aprox. y el de Shire-Aksum de aprox. 10 birr/ 0,40€ aprox. Como ya mencionábamos en otras ocasiones, es muy recomendable comprar los billetes el día anterior hasta las 18 hrs en las respectivas estaciones de autobús, y el día en el que viajemos, estar en la estación con 30 min. de antelación. Cabe destacar la espectacularidad del paisaje en una buena parte del trayecto Gondar-Shire, acompañado por el perfil de las montañas Simien al horizonte. Es por ello muy recomendable realizar este viaje por carretera. Aunque se está trabajando en la mejora de las carreteras etíopes, aun hay tramos sin asfaltar. En los últimos kilómetros antes de llegar a Shire la pista mejora al hacerse más lisa, plana y con muchos tramos rectos. De camino a Aksum, si viajamos en autobús, a pesar de que la pista no está en muy malas condiciones, el trayecto se alargará debido principalmente a las numerosas paradas que probablemente se realizen durante el camino. En este recorrido entramos en la región de Tigray. Después de un largo viaje, esperamos llegar a Aksum por la tarde. Aksum, situada en la región del Tigray, es considerada la ciudad más sagrada de Etiopía y uno de los lugares de peregrinación más concurridos del país. Sus sitios arqueológicos son reconocidos como Patrimonio de la Humanidad desde 1980. En la calle principal encontraremos una de las mejores opciones para alojarse es el Africa Hotel, el hotel favorito de los turistas. La mayoría de los hoteles en Aksum sufren cortes de luz, por lo que recomendamos llevar con nosotros una linterna. Para comer recomendamos el restaurante del Hotel Africa. Encontraremos una gran variedad de platos por 6 y 10 Birr/ 0,25 y 0,40€ aprox. Para los paladares más exigentes el restaurante del Hotel Ramhai es una excelente opción. Si aún disponemos de tiempo y ganas suficientes proponemos una visita al campo de estelas Gudit, situado a las afueras de Aksum y en la carretera a Shire, a tan sólo 3 km al oeste del Africa Hotel. El conjunto, formado por decenas de pequeñas estelas lisas de 2 m. de altura aprox., es perfectamente visible desde el borde del campo de hierba dónde se encuentran. Al otro lado de la carretera apreciaremos los restos del palacio Dongar o de la Reina de Saba.

De viaje por Etiopia (parte1)

Esta ruta nos permite descubrir la milenaria historia etíope en un formidable encuadre natural. El recorrido se inicia en la capital, Addis Abeba, donde se recomienda visitar el Museo Nacional, el “merkato” y terminar el día con un espectáculo de música y baile popular. Se inicia la ruta histórica hacia el norte del país. Al llegar a Bahar Dar, corazón de la región Amhara, navegaremos por el magnífico lago Tana salpicado de islotes que albergan una veintena de monasterios cristianos. Las cataratas de Tissiat representan uno de los grandes atractivos de la zona. Además de su gran belleza, se consideran las únicas y verdaderas cataratas del río Nilo. Bordeando el lago Tana hacia el norte, viaje en el que se descubre su inmensidad, se llega a Gondar. Esta ciudad, fundada en 1635 por el emperador Fasilidias, es conocida como el “Camelot de África” por su imponente conjunto de castillos de estilo europeo. Después de visitar el parque natural de Simien Mountains, coronado con la cumbre más alta de Etiopía (4.195 metros de altitud), el viaje nos transporta a la legendaria época de Aksum, la reina de Saba y el Arca de la Alianza. Si bien Etiopía se considera la cuna de la humanidad debido al hallazgo de Lucy, nuestro antepasado más antiguo de 3,5 millones de años, se puede considerar el reino de Aksum el inicio de la Etiopía histórica que tanto ha enriquecido la identidad nacional del país. Avanzamos entre los bellos paisajes de la región de Tigray donde descubriremos las singulares iglesias escavadas en roca y decoradas con coloridas pinturas ortodoxas. El punto culminante del viaje, y quizás el más emblemático de todo el país, son las once iglesias monolíticas de Lalibella, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

¿SABIAS QUÉ?

El café etíope tiene una importancia tremenda en la vida social. La llamada ceremonia del café es un acto de reunión social en la que el tiempo no tiene importancia y a través de la cual la comunidad demuestra su enorme hospitalidad. Quizás esto sea lo que más une a Etiopía de norte a sur, ya que desde Lalibela, hasta lo más profundo del valle del Omo, siempre estará presente la ceremonia del café. Simien Mountain National Park es uno de los pocos parques naturales de África, que no se ha sido alterado por el turismo irresponsable. Sobre sus montañas se levanta a 3.260msnm, el hotel más alto de toda África: Simien Mountain Lodge. Addis Abeba es la tercera de las capitales más altas del mundo, situada a una altitud de 2.400 metros.

 

Días 1 y 2. Llegada a Addis Abeba Salimos de España dirección Etiopía. Aterrizamos en el único aeropuerto internacional del país: Aeropuerto Internacional “Bole”, situado a 8 km del centro de la ciudad, único lugar de ingreso permitido desde el extranjero. Todos los vuelos, de 12 a 20 horas aprox. de duración, requieren de una parada técnica (salidas desde Madrid y Barcelona). Recomendamos viajar con Ethiopian Airlines (ET), compañía aérea estatal y única autorizada para realizar vuelos domésticos en el país. Aunque podemos viajar en autobús, consideramos más conveniente alquilar un vehículo (4×4) con conductor (más recomendable). Podremos alquilarlo a través de una agencia o particular en la misma terminal del aeropuerto o en la ciudad. Es posible también gestionarlo por Internet antes de salir de España. El mayor inconveniente será probablemente el precio (a partir de los $150/ 105€ aprox. vehículo y día). Advertimos de que suele haber escasez de combustible fuera de la capital. Para conocer el destino de la mano de todo un experto recomendamos contactar con Wondosen Meshesha (P.O. Box 26292 – Addis Abeba; Tel. (251 1) 290675, Fax (251 1) 517454), quien nos asistirá durante el viaje como un amigo. Una vez realizados los trámites de aduana, visado y cambio de moneda en el aeropuerto, nos adentramos en Addis Abeba, la capital más elevada de África. Si lo precisamos, a la salida de la terminal podremos tomar un taxi (Coste aprox. 15 birr/ 0,60€; negociar la tarifa previo recorrido). Por la mitad de precio podremos ir en minibus (Coste 5 birr/ 0,20€; los etíopes solo pagan uno). Addis Abeba qué en amárico significa “la Nueva Flor”, a diferencia de la mayoría de capitales africanas no tiene raíz en los tiempos coloniales. Es un mosaico de culturas donde conviven más de 80 nacionalidades y lenguas, además de cristianos, musulmanes y judíos. Aunque es una ciudad de paso para emprender la ruta histórica del norte, no podremos irnos sin visitar el Museo Nacional para ver a Lucy, el fósil prehomínido de 3,5 millones de años descubierto en Etiopía en 1974. Otro museo de interés es el Etnológico, situado en el antiguo palacio de Haile Selaisse, el último emperador etíope. La ciudad alberga el llamado “Merkato”, el mercado al aire libre más grande de África, donde se encuentra prácticamente de todo (recomendable llevar encima lo mínimo necesario y tener cuidado con los ladrones). Si queremos disfrutar de una panorámica espectacular de la ciudad a 45 minutos encontramos Entoto, antigua capital de Etiopía que se eleva a más de 3.000m. Etiopía es uno de los productores cafeteros más importantes del mundo, así que no podremos dejar de probar este delicioso café. Para sentir la cultura etíope, lo más recomendable es cenar a un restaurante tradicional con espectáculo de música y danzas populares. Además de disfrutar comida de calidad en un estupendo ambiente, será la primera vez que probemos la “injera”, base de la comida etiope. La capital dispone de una gran variedad de alojamientos siendo uno de los más habituales entre los turistas el Taitu Hotel, el hotel más antiguo de la ciudad. Recomendamos además el TDS Hotel. Por lo general, es más segura que otras ciudades africanas e, incluso, europeas, no obstante recomendamos tomar las debidas precauciones. Advertimos de que no se debe tomar fotografías de edificios militares ni aeropuertos y, antes de fotografiar personas o celebraciones religiosas, se debe pedir permiso.
Día 3. Addis Abeba – Debre Markos El trayecto en coche es especialmente atractivo por la belleza de los paisajes y las pequeñas poblaciones con sus animados mercados. Si decidimos viajar en autobús, a pesar de ser posiblemente una de las mejores formas de disfrutar del destino, advertimos que es una experiencia dura, debido a la incomodidad de los autobuses y a que los trayectos a veces se hacen inacabables. Recomendamos comprar el billete el día anterior (hasta las 18hrs) y, muy importante, a la mañana siguiente ir a la terminal de autobuses a las 5hrs de la mañana. (Horarios de 6/7hrs de la mañana a1las 18hrs). Si llegamos más tarde probablemente nos quedemos sin sitio y no podamos viajar, puesto que Etiopía es uno de los pocos países africanos dónde la ley obliga a permanecer sentado durante todo el trayecto, hecho controlado por vigilancia policial en las carreteras. A 106 Km de Addis Abeba encontraremos nuestra próxima parada Debre Libanos, uno de los lugares sagrados del país. Muchos etíopes peregrinar a este monasterio fundado en el siglo XIII por Abbuna Takla Haymanot. Continuando el camino, 100 km más adelante, se encuentra la garganta del Nilo Azul. Este desfiladero, de más de 1.000 m de profundidad, ofrece unos paisajes impresionantes además de ser la frontera natural entre la región de Oromía y Amhara. Nos sorprenderá saber que el 90% del agua y el 96% del sedimento que transporta el Nilo provienen de Etiopía, fundamentalmente del Nilo Azul. El transporte de estos sedimentos, el limo, desde el macizo etiope al desierto sólo se produce durante la estación lluviosa en verano. Tras pasar las gargantas del Nilo Azúl se encuentra Debre Markos, la ciudad de paso más importante en la ruta hacia Bahir Dar. Además del monumento a la guerra contra los italianos en la plaza principal, existe un puente portugués del siglo XVI que está parcialmente destruido. El recorrido asegura ser realmente gratificante, hermosas imágenes nos acompañaran a lo largo del camino. Nos sorprenderá el abundante color verde en el paisaje, los pequeños y abundantes arroyos, las huertas cultivadas con herramientas especialmente rudimentarias, que nos recordará el tímido y desacelerado desarrollo del país. En una de las paradas recomendamos entrar en uno de los famosos molinos de Teff, donde entrañables mujeres locales nos enseñaran gustosamente a elaborar platos típicos de la cocina autóctona, destacando de entre ellos la anllera, una especie de torta blanda y un tanto ácida que mezclan con verduras, arroz, y un sofrito de tomate picante. Nos llamará especialmente la atención el curioso detalle de que al sur del río la gente vaya mayoritariamente calzada, no siendo de esta manera al norte. Las mujeres van harapientas, y la mayoría de ellas sin parte de sus dientes. Debre Markos cuenta con varios hoteles entre los que recomendamos el Shebel Hotel. La mayoría de los hoteles y los restaurantes incluyen en su factura el impuesto de servicio. No obstante, las comunidades agradecerían una pequeña propina. Muy recomendable llevar todo el material fotográfico necesario desde España, ya que no es seguro encontrarlo en el país y si se encuentra resulta más caro. Sería muy útil proveerse además de baterías de recambio, debido a que podríamos sufrir continuos apagones de luz o a que en las zonas más remotas esta es inexistente. Importante evitar la conducción de noche.

Día 4. Debre Markos – Camino a Bahar Dar Salimos de Debre Markos a primera hora de la mañana (6 a.m.) dirección a Bahir Dar, hacia interior de la región Amhara. El trayecto (de 275 km. aprox.), que nos llevará unas 7 horas aprox., transcurre entre un bonito paisaje de bosques de pino y helecho, que por desgracia está amenazado por la forestación de eucaliptos (cuya madera se utiliza como andamios en el floreciente desarrollo urbanístico del país), con elevaciones del terreno, desfiladeros, ríos, gente local con animales recorriendo la pista, deportistas (atletistas) y mujeres que recorren hasta 10 km portando a la espalda hasta 30kg de leña con sus enormes fardos por poco más de 1€ al día. Durante los primeros 150 km, la carretera está bastante bien pavimentada; el resto del recorrido transcurren por pistas de tierra o carreteras muy bacheadas que aun dificultan más la marcha, por lo que el camino se hace más lento. Aunque nos sorprenderá bastante, no tenemos porque temer ante la reacción de la población local al vernos, que se detiene a observarnos detenidamente movidos por la curiosidad. Lo más probable es que no hayan visto nunca a una persona blanca. No se trata de una cuestión de racismo, sino más bien de curiosidad. Esta permitido fotografiar a la gente, pero es importante saber que en los pueblos más pequeños la gente espera un pequeño pago. Cuando pasemos con el coche/ autobús la gente seguramente nos saludará alegremente agitando la mano, a veces gritando “faranji” (blanco) para referirse a nosotros y darnos la bienvenida. Si somos nosotros quienes iniciamos el saludo, ellos responderán muy agradecidos. Más al norte, comienzan a aparecer restos de la guerra, tanques, acorazados y antiaéreos, repartidos por los alrededores de la carretera y totalmente desmantelados. Poco a poco se desciende hacia el lago Tana, atravesando parajes de rica flora y fauna hasta llegar a Bahir Dar. Esta será quizá una de las ciudades más bonitas y ordenadas urbanísticamente que podamos encontrar a nuestro paso por Etiopía, probablemente debido a que está emplazada a orillas del lago Tana. Esta ciudad, actual capital de la región Amhara, ofrece gran cantidad de servicios, y aunque como ciudad no es especialmente bonita, cuenta con dos grandes atractivos: los monasterios del lago Tana y las cataratas de Tisiiat. Entre todos los alojamientos de la ciudad, destaca Ethio Star Hotel dirigido por la emprendedora local Melese Kelemu. En cuanto a la gastronomía es importante saber que Etiopía reúne la primera cabaña africana y que se extiende el abuso de consumo de carne cruda de todo tipo de ganado, vacuno o cabrío, que contienen numerosos parásitos, pero no existen mataderos en los que el control sea eficaz. Es por ello que recomendamos pedir en los restaurantes la carne muy hecha. Por otro lado país, sobre todo en las zonas históricas de mayor altitud (3.000m), la bondad de cualquier líquido, incluido el agua, no siempre es fiable aunque se insista en que ha hervido lo necesario. De ahí que por precaución se deba consumir agua mineral y leche en polvo. Es también la única zona del norte del país donde hay malaria, por lo que sería recomendable haberse vacunado en España.

El retorno al bipartidismo

Tu gobierno y el mio:

Hoy por primera vez después de mucho tiempo, he llorado de verdad y mi pena venía desde lo más profundo de mi corazón.

Hoy me he dado cuenta con todo mi dolor que los problemas que hay en el mundo son culpa mía y tuya.

Fui tan ingenuo al votar a un político, que me daba buena espina, tenía buena cara o por que simplemente no había otro, como los Americanos por la promesa “Yes We Cane”.

Hoy me doy cuenta que ese político lo único que quería era ganar 12.000€ al mes, manipularme, imponerme leyes que ni siquiera me pregunta si las quiero, solo se preocupa de engañarme, provocar atentados como los de NY, Madrid, Londres y recientemente Moscú, para poner más leyes en mi contra y decir “es por tu seguridad”, soy tu padre y no quiero que te pase nada.

Papa ya no soy un niño, no me quieras engañar más, lo peor de todo es que crees que lo haces, inocente de mí elegirte como padre.

Hoy cualquier excusa es buena, tienes ideas distintas eres un terrorista, luego con salir en la tele y decir “claro era un terrorista”, parece que está todo justificado y tiene todo el derecho a matarlo o encarcelarlo.

Haznos un favor Papa, deja de matar gente por el mundo en mi nombre, yo no te elegí para eso, te elegí para que defendieras mi casa no para que vayas a casa del vecino a decirle como tiene que vivir.

Hoy he llorado de verdad por que me he dado cuenta en el mundo donde vivo y no se diferencia tanto de lo que ellos llaman “Dictadura”, pero claro occidental, te hacen creer que eres libre de elegir, bueno pues yo “elijo” no votaros más.

PP y PSOE són lo mismo con distinto Logo, cuando se ha visto:

-Partido de izquierdas: subo el IVA (que es buenísimo para el pueblo)

-Partido de derechas: No subas el IVA.

Esto que es el mundo al revés o es que papa, me quieres seguir tomando el pelo.

Bueno por mi parte, seguiré llorando la muerte de entre muchas otras cosas culpa nuestra de mi libertad, mi constitución, mis derechos y mi pobre vecino que nunca me hizo nada, solo pensaba diferente

LA ENERGÍA LIBRE “VIVA” Y LA 2A LEY DE LA TERMODINÁMICA.

Hemos estado estudiando y viendo motores en base de imanes de neodimio y por ahora no hemos podido desarrollar un sistema que se pueda llamar “efectivo” por el momento, hemos comenzado a contemplar otros tipos de vías para poder generar energía mientras se da el paso real y efectivo de poder fabricar un motor portátil utilizable en cualquier lugar.

Hemos estado analizando las leyes de la termodinámica y podemos dar una línea de investigación para que muchos puedan comenzar con algo que vemos que funciona y a priori no lo pueden prohibir dentro de la lucha contra el sistema establecido el cual quiere censurar cualquier tipo de “libertad” hacia la energía libre y gratuita.

Como nos enseña la alquimia y la 2a ley de la termodinámica:

Segunda ley de la termodinámica

Esta ley marca la dirección en la que deben llevarse a cabo los procesos termodinámicos y, por lo tanto, la imposibilidad de que ocurran en el sentido contrario (por ejemplo, que una mancha de tinta dispersada en el agua pueda volver a concentrarse en un pequeño volumen). También establece, en algunos casos, la imposibilidad de convertir completamente toda la energía de un tipo en otro sin pérdidas. De esta forma, la segunda ley impone restricciones para las transferencias de energía que hipotéticamente pudieran llevarse a cabo teniendo en cuenta sólo el primer principio. Esta ley apoya todo su contenido aceptando la existencia de una magnitud física llamada entropía, de tal manera que, para un sistema aislado (que no intercambia materia ni energía con su entorno), la variación de la entropía siempre debe ser mayor que cero.

Debido a esta ley también se tiene que el flujo espontáneo de calor siempre es unidireccional, desde los cuerpos de mayor temperatura hacia los de menor temperatura, hasta lograr un equilibrio térmico.

La aplicación más conocida es la de las máquinas térmicas, que obtienen trabajo mecánico mediante aporte de calor de una fuente o foco caliente, para ceder parte de este calor a la fuente o foco o sumidero frío. La diferencia entre los dos calores tiene su equivalente en el trabajo mecánico obtenido.

Existen numerosos enunciados equivalentes para definir este principio, destacándose el de Clausius y el de Kelvin.

En definitiva, la termodinámica nos explica que las reacciones (químicas entre otras) generan una energía/calor y esa energía se puede aprovechar como la usan en algunas acciones los cerrajeros Alicante.

Vemos el caso de los árboles (por ejemplo) que utilizan la luz del sol y los nutrientes del suelo para crecer, generan una reacción química que transforman los nutrientes en madera por decirlo de forma fácil y así se hacen más anchos y grandes.

Una forma fácil de canalizar esa energía o como dirían los Chinos el “Chi” o energía vital, es hacerle creer al árbol que tiene una raíz nueva a la que tiene que dirigir esa energía “vital”.

Hacemos un circuito entre el árbol y el suelo, el cual no lo perjudicará ni lo lastimará para nada y será capaz de generar una mínima intensidad de corriente que podemos recoger y veremos como mejorar esa recolección.

La corriente son voltios y amperios (potencia), un árbol variara su potencia de salida dependiendo de como se encuentre pues es un ser vivo y su intensidad dependerá de su entorno, con un día de sol y calor puede dar hasta 1 voltio de salida, un día nublado o lluvioso dará unos 0,7 a 0,9v de salida.

Lo que quiero explicar con ello, es que cualquier ser vivo, vegetal o animal, genera una energía por la transformación de los nutrientes y esa energía puede ser “recolectada”.

En línea aumentaremos voltaje y en paralelo aumentaremos amperaje o potencia.
1 árbol = 1 voltio, 12 árboles = 12 voltios = cargamos un móvil.

Colocando un acumulador de energía podemos cargar de forma natural y “viva” las baterías que después podemos utilizar.

Vemos como el gobierno Español ha “decretado” un impuesto y unas multas que hacen prohibitiva la energía solar, aquí tenéis un sustituto natural y limpio, a ver si prohíben los árboles ahora. Investigar y probar, iremos comentando a ver que hacemos. Lo sencillo suele ser la respuesta.

Mali y la guerra del oro

Es curioso que mucha gente no se pregunte el por que de la guerra en Mali desde otro prisma. Como ya comentamos hace un tiempo “Los hermanos musulmanes” son la franquicia que utiliza la CIA en los países árabes para fomentar caídas de paises y presidentes. Una táctica un poco diferente de Suramérica donde se utilizan los cárteles de la droga para el propósito desestabilizador.

En el caso de Mali, podemos ver como el BundesBank ha reclamado su oro a la Reserva Federal (EE.UU) y Francia (Ojo al dato).

la Junta de la Reserva Federal que devolviese 300 toneladas y al Banco Central francés que devolviese 374 toneladas de oro.
Ambos contestaron que tendrían que pasar 7 años para devolverlas. Dado que la producción de oro de Malí es de 85 toneladas al año (según las estadísticas de 2006), con 7 años de producción de oro de Malí sería casi exactamente lo suficiente como para pagar la deuda de oro de Francia a Alemania y la cantidad solicitada a la Fed.

Igual hace ya camino de 3 años que publicamos la venta de lingotes falsos a los Chinos. Los cuales al realizar las pruebas de autenticidad se dieron cuenta que eran barras de wolframio o volframio, también llamado tungsteno. En resumidas cuentas todas las barras de oro de Ford Nox son falsas, como ya explicamos en el post del fraude de “la estafa economía real al descubierto”, todo el oro realmente está en Filipinas como ya demuestran los documentos que aportamos al final del post mencionado.

Como hemos podido ver y tenemos que ser conscientes de lo ocurrido, desde aquí le pedimos a todos los Franceses/Norteamericanos que sepan lo que hace su gobierno y el “por que” de sus actos. Sin mentiras “humanitarias”.

El regreso del BIO ‘Las Palmas’

En 2010, la XIII Campaña Antártica ha cerrado sus puertas y el último paso ha sido el cierre completo, por parte del Buque de Investigación Oceanográfica (BIO) de las Armada “Las Palmas”, de la Base Antártica Española (BAE) “Gabriel de Castilla”, ubicada en la Isla Decepción.

Después de seis meses de misión, los 36 miembros de la tripulación del A-52 “Las Palmas” llegarán a España (previsiblemente el 10 de abril), con un largo registro de éxitos durante su estancia en aguas antárticas. “El BIO ha movido cerca de cincuenta toneladas de material y víveres, ha trasportado más de doscientas personas, (entre científicos, técnicos, militares y periodistas), ha navegado la distancia equivalente a una vuelta y media a la Tierra, se han utilizado las embarcaciones más de 400 veces y ha fondeado en 60 ocasiones”. Entre sus principales actividades también destaca que ha conseguido superar en 12 ocasiones el temible paso del Mar de Hoces entre los dos continentes en y ha navegado a través de los “Fuelles de Neptuno” -la peligrosa entrada a la Isla Decepción-.

Antes de poner rumbo a puerto español, el buque debe llevar a cabo diferentes escalas logísticas en Ushuaia, Buenos Aires y Natal. Rutas que sus componentes conocen perfectamente después de 13 misiones en el “continente antártico” y un objetivo claro: colaborar y apoyar las labores de investigación que instituciones y organismos científicos españoles llevan a cabo en la Antártida. Por otra parte, se preocupa por mantener la presencia física de España en la Antártida en cumplimiento del Tratado Antártico y en dar a conocer la capacidad de la Armada para realizar misiones en cualquier lugar del mundo.

Este año, además de apoyar a las bases españolas en la Antártida, el A-52 ha participado directamente en 14 proyectos científicos a cargo de diferentes organismos públicos de investigación y universidades, todos ellos seleccionados por el Plan Nacional de I+D+i del Ministerio de Ciencia e Innovación. La realización de los proyectos ha involucrado a investigadores de diversos organismos públicos, como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y Universidades Españolas y Europeas. Para su ejecución también se ha contado con el apoyo técnico y logístico del personal técnico de la Unidad de Tecnología Marina también dependiente del CSIC.

14 proyectos científicos en el “continente blanco”

Ahora es el momento de recoger y volver a casa, para esperar que la Antártida vuelva a abrir sus puertas la próxima campaña; pero la misión no sólo se ha llevado a cabo durante los últimos meses, sino que han sido muchos días de preparación previa para organizar y coordinar los proyectos que finalmente se han conseguido llevar a cabo sobre el terreno. El BIO “Las Palmas” ha participado directamente en 14 de ellos, apoyando así el trabajo de los organismos científicos:

. Impacto de la actividad humana en la península antártica (Facultad de Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid).

. Respuesta dinámica de los glaciares a las variaciones climáticas (Escuela Superior de Telecomunicación, Universidad Politécnica de Madrid).

. Ecología inmunológica y contaminación Antártida sobre pingüinos (Museo Nacional de Ciencias Naturales).

. Efectos del cambio climático sobre la ecología de la macrofauna de las islas Livingston y Decepción. (Universidad de Vigo).

. Experimentos de ecología química in situ. (Universidad de Barcelona).

. Ecosistemas terrestres, limnéticos y costeros (Facultad de Ciencias, Universidad Autónoma de Madrid).

. Detección de biomoléculas en exploración planetaria (Centro de Astrobiología, CSIC-INTA).

. Análisis de datos de las experiencias sobre suelo helado capa activa (Facultad de Ciencias Ambientales, Universidad de Alcalá de Henares).Continuidad y análisis de series temporales geodésicas en la Antártida (Facultad de Ciencias, Universidad de Cádiz).

. Sistema de transmisión de datos en HF de Alta Velocidad entre isla Livingston y Ushuaia (Universidad Ramón Llull).

. Sostenimiento de las series históricas de geomagnetismo y sondeos ionosféricas verticales en la Base Antártica Española (Observatorio del Ebro, Universidad Ramón Llull).

. Seguimiento de la actividad sismovolcánica en isla Decepción (Instituto Andaluz de Geofísica, Universidad de Granada).

. Continuidad y análisis de series temporales geométricas en la Antártida (Facultad de Ciencias, Universidad de Extremadura).

. Estudio metagenómico de la comunidad de virus en ambientes lacustres antárticos (Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, CSIC).

. Estudio de la emisión difusa de gases y volátiles en el ambiente superficial del volcán Isla Decepción. (Fundación Canaria ITER).

De retorno a Zaragoza

¿Conocéis esa sensación de retornar al hogar? Ese momento que todos tenemos en los que por fin volvemos a la puerta de nuestra casa; conozco una historia que tal vez os interese, mis queridos lectores y es que corría 2011 cuando todo ocurrió.Basilica_del_Pilar_ZaragozaAragon(Spain)

Con las piernas cansadas de estar encostradas en los asientos traseros de un Opel Corsa, cuatro horas de camino en esa pequeña caja de cerillas y con poco más que un sándwich de gasolinera en el estómago, me planté en la que era mi casa, o por lo menos de la que se suponía tenía las llaves. Volvía de mi viaje desde Berlín, un lugar casi de peregrinación para huir de la desesperación venida a más tras años y años de vulgar estudio y trabajo y del cual me enamoré cuando tenía 24, una ciudad diferente al resto, aunque podía parecer gris, tenía un brillo diferente, ni el frio y la lluvia de los meses de hastío causados por una meteorología adversa podían hacer que ese brillo desapareciese. Pero basta de hablar de Berlín, allí me encontraba, con la puerta de mi casa, a un paso de dejar la lluvia atrás y poder estar al calor de una estufa, en casa. Pues mira tú, que al final y tras dar mil vueltas las llaves de mi casa no aparecían y sinceramente, pero Zaragoza en diciembre no es una ciudad de lo más cálida; por suerte mi móvil aún tenía carga y mi primera acción fue buscar en google a algún cerrajero Zaragoza económico para que me abriera la puerta. Perfecto. Le llamé y allí estaba, tal como rezaba el anuncio con urgencia y en un pis-pas, como por arte de magia la puerta abierta, sin dañar la puerta ni la cerradura y con todo el arte ‘cerrajeril’ del mundo.

El chico que vino a toda prisa no tenía ningún aviso más, así que como buen anfitrión y aprovechando que en la maleta tenía un par de ellas, le regalé al chico de cerrajeros Zaragoza baratos una cerveza alemana que tenía. ¿El precio que me cobró? Poco, comparado con otras empresas que miré por Internet, era el más barato y por cómo me trató, no dudaría en volver a llamarle para otra urgencia.

No hay más en mi historia de vuelta a casa, simplemente fue eso, un retorno a casa con una sorpresa inesperada y una amigo más con el que contar en caso de emergencia.

Chicago la ciudad del viento

Chicago (Illinois), a orillas del lago Michigan, es considerada como la cuna de los rascacielos en Estados Unidos. Hasta que se termine el nuevo WTC de Nueva York, la Willis Tower (antes conocida como Sears Tower) era el edificio más alto de Norteamérica hasta la creación del One World Trade Center y desde su Skydeck, en el piso 103, se divisan unas espectaculares vistas de la ciudad. Y del lago que da nombre a un Estado de los 50 estadounidenses. Hablamos de Chicago porque va a ser ciudad de retorno de todos los aficionados al baloncesto, conocemos claramente que ahora está el considerado como mejor jugador español de baloncesto de la historia, Pau Gasol y con el que los Bulls se han posicionado como unos de los mejores equipos de la liga, ha sido el retorno de una gran estrella de la NBA y que incluso un mito de los Bulls como ha sido Michael Jordan ha elogiado.

Chicago y el lago Michigan
Otra de las señas de identidad es el río que serpentea entre los edificios formando un paisaje urbano único. En el Millenium Park está otro de los puntos turísticos más visitados de la ciudad: la Cloud Gate, popularmente conocida como The Bean (la alubia), una impresionante escultura de acero inoxidable que no te dejará indiferente, o te gusta o la odias, aunque siendo eso, lo más parecido a una judía que puedas ver allí es algo espectacular.
Chicago ofrece al visitante una amplia selección de museos como el Art Institute of Chicago, una de las más importantes colecciones de impresionismo del mundo. Además podrás disfrutar de atracciones como el planetario, acuario, museo de la ciencia, etc. Y por la noche tómate una copa en uno de sus múltiples clubs de blues, soul o jazz. Pero antes no te olvides de pasar por una de las muchas pizzerias de las familias italo-americanas allí afincadas o uno de esos grandes sandwiches de queso que se destilan tanto por la ciudad.

¿A qué esperas? Visita Chicago, no te defraudará.