Conoce Namibia

Superficie: 825.418 km2
Población: 2.055.080 habitantes
Capital: Windhoek
Idiomas: El inglés es el idioma oficial aunque en Namibia también se hablan otros idiomas como el alemán, afrikáner, owambo, herero…
Moneda: Dólar de Namibia. También se utiliza el Rand sudafricano, de valor equivalente.
Condiciones sanitarias: Hay menos peligro de contraer enfermedades tropicales habituales que en otros países de Africa. No obstante, hay que señalar que en parte del país hay riesgo de contraer malaria. Fuerte incidencia del paludismo en el norte del país, sobre todo en la temporada de lluvias (de diciembre a abril). Tampoco puede dejar de mencionarse la considerable extensión de la epidemia de SIDA que afecta a una parte muy significativa de la población.
Religión: La religión principal es el Cristianismo practicada por el 80% de la población, encabezada en primer lugar por la Iglesia Luterana y seguida por el Catolicismo. Según el gobierno, el número de personas que practican el Islam en Namibia es de unos 70.000, esto es, un 3% de la población. Gran parte de los extranjeros residentes en el país conforman el grupo principal de la comunidad musulmana del país y los que no, son cristianos profesionales como los cerrajeros en Elche.
Nacionalidad y etnias: Namibia cuenta con 13 grupos étnicos diferentes. El grupo más grande es el de los ovambos. Otros grupos son los hereros, himbas, san o nama, baster, alemanes, mestizos y afrikaners, entre otros. Se calcula que la población blanca suma el 6% del total, y una cifra similar, la población mestiza (6,5%).
Hora local: GMT+1
Namibia se localiza en una zona desértica dominada por el desierto del Namib, que le da su nombre al país, y salvo la zona norte, es un lugar seco y desértico con escasa precipitación pluvial. En dicha zona del norte se encuentra el Parque Nacional de Etosha, uno de los parques más grandes del mundo y destacable por su gran diversidad vegetal y animal de especies características de la sabana africana. El desierto del Kalahari se extiende por el este de Namibia.

¿SABÍAS QUÉ?

Los primeros europeos que pisaron suelo namibio fueron los portugueses en 1486, con el desembarco de Diego Cao y Bartolomeo Díaz. Sin embargo, durante mucho tiempo, ni los portugueses ni los navegantes de otros paises que posteriormente llegaron a este territorio se atrevieron a quedarse o avanzar hacia el interior ante el inmenso desierto que se abría ante sus ojos.

La ruta de Kavango y Caprivi está enmarcada por dos ríos: el Okavango en la región de Kavango, y el Zambezi en la región de Caprivi. Este hecho hace cambiar a un paisaje más húmedo y de diferente vegetación y fauna a media que avanzas en el recorrido.

Este itinerario da la oportunidad de visitar el país vecino, Bostwana, el maravilloso Delta del Okavango o las Cataratas Victoria.

 

 

De viaje por SANTO TOMÉ Y PRÍNCIPE (parte 2)

Días 6 y 7. Interior de la Isla

La ruta interior está totalmente relacionada con el ecoturismo y con elParque Nacional de Obo, donde podemos contratar a guías locales que conocen en profundidad tanto el paisaje como las distintas comunidades de la zona, sus gentes y costumbres.

Este parque se compone de dos áreas: una primera en la isla de Santo Tomé con una superficie de 235 km2 y otra en Príncipe, con 65 km2 de superficie. Hay varias rutas posibles: una de ellas va desde el Jardín Botánico al Lago Amelia, en la que la ida y la vuelta no suponen más de 3 horas y cuya dificultad es media-baja, otra que une el Jardín Botánico, el Lago Amelia y Bombain cuya duración es de 8 horas y la dificultad media-alta y por último, se puede realizar la ruta que va desde el Lago Amelia al Pico Sao Tomé, pero que ya requiere de mayor preparación.

El Jardín Botánico de Bon Sucesso reúne una recopilación de plantas y flores endémicas, entre las que destacan las orquídeas. Se pueden visitar otros enclaves como la Ciudad de Trinidad, o la Cascada de San Nicolás, la más famosa y de fácil acceso de la zona.

Adentrándonos en la ruta interior descubrimos la Roça Nova Moca, una plantación de cacao propiedad de Claudio Corallo, en donde se realiza todo el proceso del cacao; desde la planta hasta la recolección, el secado del grano, la producción del chocolate a través del cacao hasta la venta al consumidor final y que hace de esta roça única en la isla.

La Roça de Monte Café funciona como la capital de la comarca, en ella hay un puesto de salud en el antiguo hospital de la roça y el colegio en el que estudian los niños.

En cuanto a la restauración, es importante tener en cuenta que tanto para comer como para cenar fuera de la ciudad siempre va a ser necesario reservar, incluso si se hemos reservado el alojamiento. En lacasa de Luis Mario (una casa local que está siendo rehabilitada para alojar a los turistas) ofrece comida de calidad, pescado fresco y pollo con distintos tipos de guarnición típica de la isla, plátanos, arroz y batata. Aquí también podremos tomar un café, un licor de cacharamba o una cerveza nacional. Aconsejamos realizar el alojamiento en esta casa, y en caso de decidirnos por realizar la ruta larga podremos alojarnos en la Roça Bombain.

 

Días 8 y 9. Norte de la Isla

Comenzamos el viaje por la parte norte de la isla visitando la Roça Agostiño Neto, la mayor plantación de la época colonial, antes llamada Rio d´ouro, dedicada al cacao, los plátanos y la pimienta entre otros. Las construcciones principales se distribuyen en un gran rectángulo, en los frentes se encuentran el hospital y la casa del patrón. El reloj y la campana con la que se llamaba a los esclavos, así como los lugares donde se alojaban son alguno de los intereses del lugar. La entrada es libre.

En la Roça Diogo Vaz se encuentra la Escuela de Artes y Oficios Diogo Vaz. El propósito de este espacio es formar a los adolescentes de la zona sin estudios en un oficio (carpintería, albañilería, cocina, idiomas, conocimientos informáticos…) ofreciéndoles también un lugar donde dormir para garantizar una formación continua. Al mismo tiempo, se lleva a cabo un proyecto de turismo solidario, donde turistas de todo el mundo acuden allí y comparten sus conocimientos con los alumnos. La escuela ofrece también alojamiento para turistas que simplemente estén disfrutando de unos días en la isla, y es nuestra recomendación. Otra de las formaciones de esta escuela es de guías turísticos, y en la Roça se ofrecen pequeñas visitas guiadas por la zona.

En esta zona norte de la isla podemos realizar dos paseos que pueden hacer muy interesante nuestro descubrimiento de la isla. Uno de ellos es el Paseo por los Túneles, una excursión por el interior de conductos de agua canalizada que pueden llegar a los 6 km de largo y que nos pueden llevar a paisajes realmente increíbles. Para ello hay que estar previsto del material adecuado como botas de agua.

El Paseo del Café nos muestra todo el proceso de producción del cacao, desde que el fruto está en el árbol, la recolección, el secado, el fermentado del grano hasta el momento del embalaje en sacos para exportarlo a Portugal.

Otra opción muy interesante es la de recorrer las playas como la Playa de Tamarindo, la Playa de las Conchas, una de las playas más bonitas y tranquilas que se encuentran a media hora de la ciudad y que no hay que perderse; la Playa del Gobernador y la no menos interesante Playa del Morro Peixe, en la que se desarrolla un proyecto solidario promovido por MARAPA destinado a proteger la pesca artesanal y las tortugas de la zona.

El Lago Azul, es uno de los lugares más famosos para hacer submarinismo, por la claridad de sus aguas y por estar resguardada del viento y las olas.

Si lo que queremos es hacer un alto en el camino y degustar la gastronomía local una buena opción es la Roça Çhamiço, propiedad de una mujer, donde se puede comer Cachucha, guiso tradicional a base de maíz. Después de comer se puede dar un paseo hasta el “Templo de Bambú” un paisaje que merece la pena contemplar.

La Casa Santola es uno de los restaurantes más famosos de la isla y el único que prepara la Santola a la brasa. Es un restaurante popular, en que se mezclan turistas y población local a degustar este manjar.

 

Días 10, 11 y 12. Isla de Príncipe

Es necesario decidir cuándo queremos visitar la isla y cuántos días queremos estar. No es fácil reservar billete para los fines de semana, y resulta imposible ir y volver en el mismo día, por lo que es recomendable hacer la reservar durante los primeros días de estancia en Santo Tomé. Podemos comprarlos directamente en la agencia STP Airways o en el Hotel Omali Lodge (recomendable). Una tercera opción, adquirirlos en una agencia de viajes en Santo Tomé, encarecerá el precio del billete. Existe la posibilidad de viajar en barco, pero siempre sujeto a condiciones atmosféricas favorables. El trayecto en avión dura apenas una hora. Es recomendable también, reservar todos los servicios de alojamientos, excursiones, manutención, etc., con la mayor antelación posible.

El tour por San Antonio, capital de la isla, apenas nos llevará un día. Se trata de una ciudad pequeña donde podremos recorrer a pie el popular centro y callejear por sus pintorescas calles. La iglesia de San Antonio y el mercado antiguo son visita obligada. En agosto se puede disfrutar del “Auto de Floripes”, manifestación tradicional de la cultura popular santotomense, única en África, que combina teatro, danza y música. Su origen se remonta a las obras medievales europeas, exportadas a Príncipe para distraer a los colonos, a las que los esclavos integraron todo tipo de rituales tradicionales.

El único transporte público es un pequeño autobús que cruza la isla por la única carretera existente. El servicio es bastante irregular e intermitente, por lo que es recomendable alquilar un coche. El servicio de un guía nos facilitará nuestra estancia en la isla ya que apenas hay caminos trazados y señalización.

No podemos perdernos la Roça Sundy, una de las más grandes y majestuosas plantaciones de la isla, todavía en funcionamiento, en la que el científico Arthur Eddington demostró la teoría de la relatividad, publicada en 1919.

Son de interés también la Roça de Terreiro Vello, célebre en la isla por las importantes y extensas plantaciones de cacao, y las ruinas de laRoça Porto Real, que en tiempos remotos hacia las veces de residencia real y acogía a la alta sociedad.

Existen múltiples y fascinantes playas y calas de aguas cristalinas: Playa Boi, Playa Grande, Playa dos Burros, Playa Ponta Mina, Playa Macaco…Desde Roça Belo Monte disfrutaremos de unas extraordinarias vistas de la paradisíaca Playa Banana, una de las playas más famosas y bonitas no sólo de la isla, sino del país, donde podremos bañarnos, relajarnos y disfrutar del sol y de la naturaleza.

Esta isla nos ofrece también paseos en barco en compañía de pescadores locales; pesca deportiva y la oportunidad de sumergirnos en sus cristalinas aguas, con maravillosos arrecifes de coral y multitud de especies. Guías locales nos revelarán el asombroso esplendor de la rica biodiversidad de la sabana principiense.

Durante nuestra estancia en Príncipe, Roça Abade nos ofrece una las mejores opciones para alojarnos. Desde aquí podremos visitar la Isla Cup Jokey.

La mayor parte de los restaurantes se concentran en la capital. DestacaPastelería Santo Antonio, por su especialidad en pescados fritos. En esta isla podremos disfrutar de las recetas criollas, con fuertes influencias portuguesas y caboverdianas, elaboradas con productos de la tierra de excelente calidad, al son de la música criolla.

De viaje por Santo Tomé y Príncipe (parte 1)

Superficie: 1.001 km2
Población: 193.413 hab
Capital: Santo Tomé
Idiomas: Portugués. Aunque también se hablan otras tres lenguas criollas: el forro, diferente en Santo Tomé y en Príncipe, y el angolar. Se entiende el francés y el inglés. El español adquiere importancia.
Moneda: Dobra 1 euro = 24,5 dobras
Condiciones sanitarias: Es conveniente la vacuna contra la fiebre amarilla, contra la hepaptitis B, contra el tétanos y la fiebre tifoidea (a la llegada al aeropuerto se exige la cartilla sanitaria). Se recomienda beber agua embotellada y, en caso de ingerir alimentos tales como frutas o verduras cerciorarse de que previamente hayan sido muy bien lavadas. Es aconsejable disponer de un buen seguro médico. El suministro de medicamentos es bastante aleatorio.
Religión: Son mayoría los católicos romanos (82%) sobre los protestantes y adventistas.
Nacionalidad y etnias: En Santo Tomé y Príncipe la mayor parte de la población es negra (88%), no obstante existe una minoría mestiza (10%) y blanca (2%). Se distinguen las siguientes nacionalidades: angolares (descendientes de esclavos angolares), forros (descendientes de esclavos liberados), servicais (procedentes de Angola, Mozambique y Cabe Verde), tongas (chicos de Servicais nacidos en las islas) y europeos.
Hora local: GMT + 0

La República Democrática de Santo Tomé y Príncipe es un país insular situado en el Golfo de Guinea, frente a la costa occidental ecuatorial de África. Es el segundo país más pequeño de África y consta de 2 islas que forman parte de un volcán extinguido: Santo Tomé y Príncipe, la primera situada por encima del ecuador. Auténtico paraíso terrestre con playas desérticas, fondos submarinos, selvas exóticas, plantaciones y antiguos vestigios coloniales portugueses. Cacao, copra y café son sus principales productos agrícolas de exportación.

¿SABIAS QUÉ?

Este país aparece asociado a diversos acontecimientos científicos de relieve internacional. En 1914, en la isla de Príncipe, después de una rigurosa investigación en la que se utilizaron métodos inéditos, fue exterminada por primera vez la “Enfermedad del Sueño” (Tripanosomiasis africana) y el 19 de mayo de 1919, en la misma isla un equipo de astrónomos de Cambridge realizan observaciones de un Eclipse solar que permiten verificar la veracidad de la Teoría de la Relatividad de Einstein. Este último acontecimiento quedó plasmado en un monolito en Roça Sundy en la isla de Príncipe.

Días 1 y 2. Ciudad de Santo Tomé

La ciudad de Santo Tomé, es centro de la red de transportes y carreteras, así como puerto principal del país. Callejear por sus calles es disfrutar de construcciones coloniales, algunas parcialmente destruidas, y mezclarse con la población adaptándonos a sus ritmos de vida. La Avenida marginal 12 de julio nos ofrece un agradable paseo marítimo hasta el puerto Ana Chaves, donde durante todo el día desembarcan canoas de pescadores con productos frescos.

Es imprescindible acercarse a los mercados de la ciudad, tanto el viejo como el nuevo, son el verdadero motor de la economía de la ciudad. En ellos se encuentra desde el pescado más fresco, legumbres, hortalizas, frutas…hasta música local, ropa y telas africanas que se venden por metros y pueden ser un buen recuerdo de este viaje.

En nuestro paseo por la ciudad podemos visitar la Catedral de Santa Fe, el Palacio de Justicia, el Palacio Presidencial y el Museo Nacional, situado en la Fortaleza de San Sebastiao. A la entrada del Museo tres estatuas de piedra rinden homenaje a los descubridores portugueses de la isla. En su interior nos explicarán cómo era la forma de vida en las antiguas Roças, plantaciones de época colonial de café, azúcar o cacao que funcionaban como pequeñas ciudades.

En el Parque Popular varios pequeños establecimientos ofrecen un buen pescado del día a muy buen precio y se organizan eventos y fiestas para la juventud. Nos sorprenderá encontrar los restos del primer avión que voló en el país.

Si se desea, se puede reservar un día para hacer una visita a la fábrica chocolate de Claudio Corallo (principal exportador del país), donde explican el proceso y realizan una pequeña degustación de variedades de cacao.

En caso de que queramos llevarnos algún recuerdo, el Artesanato de Ossobo nos ofrece productos elaborados por gente local a buenos precios.

La gastronomía del país se basa enormemente en el pescado. Hay varios lugares, regentados por gente local y por mujeres que son altamente recomendados y que nos ofrecen recetas originarias del país elaboradas con productos autóctonos.

Dona Filo es una mujer emprendedora que empezó desde cero y ahora es propietaria de uno de los mejores restaurantes de la ciudad: Casa Filodora. Aquí podremos degustar peixe grillado (pescada a la brasa) o probar los buzios (caracoles de mar) muy especiados.

Situado en el jardín de una casa privada, su propietaria nos ofrece pescado de calidad en un entorno agradable y tranquilo. Hay que preguntar por La Tete.

En la Pensión Turismo, en el centro, podemos probar peixe grillado abala, con guarnición típica, y previo encargo, saborear la especialidad del restaurante, el calulu, una comida típica de la isla que requiere mucho tiempo de elaboración.

Una opción agradable para tomarse un café es la terraza del hotelResidencial Avenida. Recomendamos además este hotel para alojarnos en la capital, un hotel de tres estrellas situado enfrente del palacio presidencial dirigido por Dulce.

El hotel Magni Bi, regentado por Evelyn Simen, camerunesa, nos ofrece comida típica de su país caracterizada por ser fuerte y especiada, y es otra recomendación de más reciente construcción para alojarnos.

 

Días 3, 4 y 5. Sur de la Isla

El viaje por el sur de la isla es el de mayor distancia con la ciudad y a su vez el que permite ver una variedad más amplia de atractivos.

La Roça Agua Izé es una de las plantaciones de cacao más grandes e importantes que hubo en la isla cuyas vías del tren comunicaban con la mayor parte de las roças que la rodeaban.

Durante todo el trayecto nos iremos encontrando con maravillosas playas. Quizá las más bonitas de la isla estén situadas al sur de la capital, como Praia Piscina.

Antes de llegar a Sao Joao dos Angolares, la Praia das Sete Ondasnos sorprenderás, así como la llamada Boca do Inferno, una cala donde el mar entra y sale creando un espectáculo natural.

Siguiendo el camino por el sur de la isla, nos encontramos con Sao Joao dos Angolares, uno de los puertos de pescadores más importantes de la isla. Aquí se encuentra la Roça San Joao, alojamiento turístico y restaurante, con una gran promoción de la cultura y arte de Sao Tomé. La roça, como alojamiento, es una casa de la época colonial portuguesa que consta de 7 habitaciones, algunas con baño compartido y otras exterior muy amplias y decoradas con buen gusto.

Famosa por la vida cultural que rodea a esta Roça, y por ser propiedad, junto con su esposa, de Joao Carlos Silva, reconocido cocinero por la calidad de su comida, sin duda aquí podremos disfrutar de una cocina diferente y más elaborada, que sin embargo se basa en los ingredientes típicos del país.

Después de pasar noche en Sao Joao, seguimos camino al sur disfrutando de cada detalle del paisaje, hasta llegar al encantador pueblo de Porto Allegre. Desde aquí se puede coger un barco que lleva hasta la pequeña Ilha das Rolas, cuyo principal interés radica en su cercanía al punto exacto del ecuador, que podremos ir a comprobar en barco.

Por último, en Praia Jalé disfrutaremos de nuevo de la naturaleza en estado puro, y llegados hasta este punto de la isla, podremos aislarnos y relajarnos en el Jalé Ecolodge, integrado por personas de la comunidad local.

En cuanto a lugares para comer, siempre que sea por encargo se puede cenar y/o comer en casas de pescadores donde podremos degustar pescado fresco, arroz y plátano entre otros alimentos típicos de la zona.

 

De viaje por Camerún (parte 3)

Día 6. Fundong – Foumbot – Foumban

Tras la visita a Fundong, podremos optar también por pasar volver a Bamenda, puesto que las siguientes paradas nos desplazan hastaFoumbot y Foumban, situados en el corazón del País Bamun.

Desde Fundong, tomando la carretera que nos lleva de regreso a Bamenda, pasando por Njinikom y Belo, tendremos que incorporarnos en la carretera N6 dirección Bafoussam, una vez alcanzado este término tendremos que continuar 100 km más dirección Foumbam. El recorrido nos demorará 2 horas y cuarto aprox.

Un alto porcentaje de los Bamun son musulmanes, algo que apreciaremos en la arquitectura local y la presencia de numerosas mezquitas. Si algo define a Foumbot es su marcado carácter comercial y la belleza paisajística de su alrededores colindantes salpicados por diversos volcanes extinguidos.

Para conocer bien la zona, que mejor manera que hacer un recorrido por alguno de los lagos-crater de la cima de estos volcanes. El más recomendado por su espectacularidad paisajística es el del Monte Mbapit (1.969 msnm). A diferencia de otros, no encontraremos dificultades de acceso. Los amantes de los reptiles encontraran a escasos 25 km. de Foumbot todo un santuario de cocodrilos. Con suerte se apreciarán también hipopótamos.

Si disponemos de tiempo suficiente no deberíamos abandonar la zona sin antes haber visitado los pueblos los lagos ‘gemelos’ de Pets – Pon – Noun, situados a 60kms. de Foumbot. Si viajamos en domingo no podemos perdernos dejar de visitar su mercado, considerado uno de los más grandes de esta parte de África gracias a la riqueza de la artesanía local.

De camino a Foumban (a 40m min. aprox. de Foumbat) proponemos hacer una parada en los pueblos ganaderos de Peul, situados cerca de Koutaba. Si preferimos hacer un alto en el camino y explorar estas tierras, se recomienda saludar al jefe del poblado para que nos permita visitar los campamentos, sus casas y el ganado.

Foumban se considera la cuna de los Bamun, famoso pueblo musulmán que destaca por su gran y antigua tradición artesanal en África. Desde su sede se exportan todo tipo de muestras: estatuas, tejidos, bronce, máscaras, mobiliarios, joyerías, etc no solo al continente africano sino también al resto del mundo. En el barrio de los artesanos y la gran Plaza del Mercado se concentra la mayor oferta su arte.

Los viernes es el mejor momento para recorrer Foumban, puesto que ese día el sultán Njoya se desplaza con todo su séquito desde el palacio hasta la mezquita. Tras la oración, veremos como se sienta en la puerta del palacio y concede audiencia al pueblo. Igualmente interesante es la visita al Palacio Real, al Museo Histórico-Artístico, la Gran Mezquita, la Casa del Tambor Sagrado, los distintos mercados y centros de producción artesanal de cera, bronce y madera.

En el centro podremos encontrar una oficina de correo, farmacias, diversos lugares donde comer y locales con servicio a Internet. El banco más cercano se encuentra en Bafoussam (a 1 hora).

A tan sólo 16 km. se encuentran las Cataratas de Bambutos.

El pueblo Bamun es muy acogedor para el visitante. Nos muestras su aprecio haciéndonos participe se sus costumbres y danzas.

Entre los alojamientos más recomendables se encuentran Ecole des Petits Louh, el Baba Hotel y el Derriere le Palaise Royal.

 

Día 7. Foumban – Dschang

Saliendo del País Bamun el recorrido continua por Dschang, ingresando de nuevo en el País Bamileke, situada a 120 km. de Foumban. El viaje nos llevará algo menos de 2 horas.

Tomando la carretera N6 dirección Bafoussam, y una vez pasado Bafaoussam deberemos tomar el desvío dejando a mano derecha el Aeropuerto. Continuamos todo recto y a escasos kilómetros una vez pasado el desvío P19 deberemos girar a la izquierda para llegara nuestro destino. Existen también conexiones de autobús desde Bafoussam.

Si viajamos solos, no es de extrañar que la policía, gendarmería o el ejército, aunque la documentación esté en regla nos soliciten una propina. En ese caso no dude en negarse a pagarlo y en caso de versa obligado solicite un resguardo, puede que esto haga cambiar de idea a las autoridades. Se recomienda no transitar por estos caminos de noche. La conducción en general es bastante imprudente y temeraria.

Se trata de uno de los numerosos grupos que comparten un mismo origen norteño, una larguísima historia común, unos problemas políticos con el poder central similares, una lengua con multitud de similitudes a las de sus vecinos, entre otros que les ha llevado a conformar una unidad social, política y administrativa que se traduce hoy en la reclamación de mayor autonomía política de forma unida para todo Bamileke.

Dschang, es, sin duda, un lugar ideal para descansar y recorrer esta maravillosa región montañosa. Está situada a unos 1.400 metros de altitud, por lo que rápidamente sentiremos que nos encontramos en una de las zonas más frescas de Camerún.

Una vez en Dschang, visitaremos las jefaturas tradicionales de Foto Bafou, las más importantes de la región, en las que asistiremos a distintos tipos de celebraciones ancestrales y disfrutaremos de las coloridas danzas locales. La organización de esta ruta corre a cargo de la Association Tockem.

Existen diversas ofertas de circuitos que recorren los principales atractivos de esta localidad: el centro, la Universidad, el Centro Climático, son sólo algunos de los más destacados.

El Lago de Dsachanf (artificial), que sirvió de depósito para el suministro para la Central Hidráulica desde 1954 hasta 1978, hoy día se ha convertido en un animado lugar cultural, natural y turístico, donde es posible practicar deportes náuticos. Ofrece además un entorno ideal para la observación de aves y flora.

La ruta del artesano es un circuito de un día que contempla un recorrido por diversos talleres de artesanía. Un apicultor, un tejedor y un escultor amenizaran el recorrido con interesantes explicaciones y demostraciones de esta más que preciada actividad todo ello en un fantástico entorno rural.

La plantación de té Djuttitsa (1.800msnm) y su fábrica es una visita más que interesante a nuestro paso por el país Bamileke.

A 19 kilómetros de la ciudad encontraremos las espectacularesCataratas sagradas de Mammy-Wata, cerca de la jefatura tradicional de Fongo-Tongo.

El alojamiento más recomendable de la zona se encuentra en Tockem, a unos 10 km de Dschang, un complejo de ecoturismo que promueve distintas actividades: recorrido por las jefaturas, danzas tradicionales, visita a los talleres locales, senderismo, rutas por las cataratas y las plantaciones de té y visita a los lagos-cráteres, entre otras.

 

Días 8 y 9. Dschang – Melong

Tras un breve trayecto en coche, llegaremos hasta Melong, pequeña localidad cafetera situada en la provincia del Litoral. En apenas una hora habremos alcanzado nuestra penúltima parada en este fascinante recorrido.

Las temperaturas aquí alcanzan los niveles más bajas, es por ello que se recomienda ir bien provisto de ropa de abrigo, pues las noches pueden resultar especialmente duras.

Una vez en el poblado, y como muestra de la riqueza que caracterizó a Melong en otros tiempos, en el museo encontraremos una amplia selección de obras culturales y artesanales.

En el mercado local tendremos la oportunidad de degustar muchas de las frutas y hortalizas que sirven de suministro al país. Muchas de ellas son dadas a conocer en la fascinante Ruta de las Plantaciones, con un interesantísimo recorrido con parada en asombrosos parajes tales como las plantación de flores exóticas de Njombe y las cataratas Ekom, donde se rodó la película de “Greystoke, la Leyenda de Tarzán”, entre otros.

En la calle principal de Melong hay pequeños puestos donde podremos comer desde sabrosas brochetas de carne a pescado a la brasa.

Melong sirve de base para varias excursiones de interés, como la de lasCataratas de Ekom-Nkam, a las que accederemos por una pista sin asfaltar de unos 9 km. Las cataratas son un lugar único debido a su emplazamiento y belleza, con una caída de unos 80 metros. Podremos concertar una visita por CFA 17000 aprox. (el precio incluye el coche, un guía acompañante y la entrada). Se advierte de que si se desea tomar fotografías hay que pagar alrededor de CFA 500 /cámara de fotos.

Si deseamos alargar la estancia se propone visitar el Monte Manengouba para contemplar sus famosos lagos-cráter “gemelos” volcánicos. Esta visita nos permitirá adentrarnos en los campamentos de pastores Peul (musulmanes) que viven en la falda del volcán apagado. La ascensión podemos hacerla a pie (6 horas ida y vuelta) o en moto taxi (3 horas). Es posible hacer el recorrido a caballo por CFA 15.000 aprox. ida y vuelta. Si se prefiere combinar, ir en 4X4/ moto taxi y volver en caballo o viceversa se puede negociar el precio por unas CFA 8000 aprox. Conviene ir muy bien preparado con chubasquero, ropa y calzado adecuado para trekking pues aunque dependerá de la época es posible que haya mucho barro y el camino, de gran pendiente, sea muy resbaladizo.

Si todavía tenemos ganas y energía, desde aquí es posible llegar hasta los cráteres de un volcán, que se encuentra en la región deNkonsamba. Las vistas no tienen desperdicio. Una vez allí podremos visitar los poblados que rodean al cráter y concer más a cerca de la vida y costumbres de sus habitantes.

Para los interesados en el trekking se propone una maravillosa excursión a los lagos Manengouba, antiguos cráteres volcánicos alrededor de los cuales existen diversos mitos y leyendas locales. A escasa distancia podremos visitar una aldea próxima de la etnia Mbororo.

Aunque no cumple estrictamente los criterios del programa, Gic Villa Luciole se considera una de las mejores opciones para pernoctar en Melong.

 

 

Día 10. Melong – Yaoundé

Abandonamos Melong para desplazarnos de nuevo a la capital:Yaoundé, situada a escasos 325 km al sureste. En autobús no nos demorará más de 5 horas. Para asegurarnos la plaza, recomendamos estar temprano en la estación, donde encontraremos numerosas compañías de autobús y ómnibus. Si viajamos solos tomaremos la carretera P25 para después incorporarnos en la N4.

Viajando un día antes a la capital, aseguraremos nuestra partida de regreso a España. El tiempo de viaje será excelente para interactuar con la gente local y conocer más a cerca de su cultura y formas de vida.

Al día siguiente en apenas 30 minutos habremos llegado al Aeropuerto Internacional de Yaoundé Nsimalen, situado a 17 km al sur de la ciudad, muy cerca de la localidad de Nsimalen, para tomar el vuelo de regreso a España. No existe servicio de autobús hasta el aeropuerto, por ello se recomienda tomar un taxi. La carrera viene costando 2.500 Francos CFA durante el día y 5.000 Francos CFA a partir de las 18:00, no obstante, y para evitar posibles estafas, es aconsejable preguntar antes de subirse al taxi.

Si viajamos solos, se alcanza fácilmente por la carretera Nacional 2, dirección Mbalmayo. A pesar de que el aeropuerto de Douala ha sido siempre más utilizado, Nsimalen ha aumentado considerablemente su tránsito aéreo en los últimos años.

El paisaje del aeropuerto a la ciudad es muy impactante, del bullicio propio de la ciudad con sus calles llenas de gente y los moto-taxis y taxis amarillos que circulan a voluntad sin señalización que seguir, se pasa a la vegetación selvática.

No olvidar que a la salida del país hay que pagar una tasa de salida de 10.000 CFA´s. Se recomienda reservar un billete desde el primer momento en que se cambie dinero.

Si disponemos de tiempo suficiente se recomienda visitar el Monumento de la Reunificación y el Museo Solomon Tandeng Muna, dedicado a la historia de Camerún (La Briguitterie). Podremos disfrutar de los olores y sabores tan especiales en algún mercado como Mokolo, Central o Mfoundi (sólo de comida).

El Parque Nacional de Mefou es una visita más que interesante. Donde se está llevando un plan de reintroducción de primates en su hábitat natural. y que mejor manera de hacerlo que con la compañía de la ONG Ape Action Africa.

Desde la Estación Central de Tren podremos viajar a hacia el norte. Se advierte de que la región situada en el extremo norte, entre el Parque Nacional de Waza y Kousseri, es una zona peligrosa y no sólo para los turistas. Según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores francés, en la actualidad hay bandas armadas itinerantes que operan en los alrededores de las zonas fronterizas con Tchad y Nigeria.

Para comer, recomendamos el barrio árabe, donde podremos disfrutar de los tradicionales pinchos morunos a un precio muy asequible. En La Terrase, podremos degustar platos típicamente cameruneses, pizzas, pescados, etc. Muy recomendable la foundé al estilo camerunés. El lugar es muy acogedor, el ambiente y servicio muy agradable y el menú más que razonable. En Mama Lowe el más puro estilo camerunés estará asegurado (CFA 3.000 / persona). Como en todos los países tropicales se recomienda beber agua embotellada. Se aconseja también el Planetta Restaurant.

Y si deseamos ampliar nuestra estancia, para dormir se recomienda el Hotel Belle Vue el mejor sitio sin necesidad de llamar a un cerrajero profesional Valencia.

De viaje por Camerún (parte 2)

Día 3. Befoussam – Bamenda (Bafut)

Saliendo de Bafoussam, en apenas una hora y cuarto (76 km. aprox.) habremos alcanzado la siguiente etapa del recorrido: Bamenda, capital de la región noroeste y tercera cuidad más poblada del país con más de 450.000 habitantes.

Afortunadamente, y a pesar de que la región cuenta con innumerables atractivos naturales y culturales aún por descubrir, no se ha desarrollado una industria de masas. Por el contrario, se quiere implantar un modelo de turismo sostenible con una base comunitaria local, donde las comunidades tomen parte activa de la actividad, aportando un valor añadido a la oferta y confiriendo singularidad y autenticidad a las visitas.

Situada entre colinas, en un valle rodeada de hermosas cascadas (a 1.000 msnm.), Bamenda goza de una localización escénica con una belleza paisajística digna de admirar. La ciudad se ha convertido en un consolidado centro de comercialización de productos autóctonos tales como té, café y plátanos.

Sus principales atractivos arquitectónicos, el orden y el trato más educado de sus gentes son muestra de su fuerte legado británico, que tanto difiere de la francófona Bafoussan. El Old Town o Casco Antiguo, donde se concentra la mayor parte de población musulmana de la ciudad, guarda la esencia africana de la localidad.

En el mercado artesanal encontraremos un sinfín de artículos que van desde frutas y hortalizas propias de la tierra a producciones artesanales tales como cestería, máscaras, figuras de bronce, instrumentos musicales tradicionales de madera, cerámica y piedra labrada.

Desde la llamada Ring Road (370 km) se ofrecen paseos por un camino de tierra circular con vistas a las Tierras Altas de Bamenda, los paisajes más impactantes y desconocidos de Camerún. Para los amantes del ciclismo existe la posibilidad de hacer el recorrido en bicicleta. El punto intermedio de la ruta se encuentra en la localidad de Nkambe.

Tomando esta misma vía (hacia la derecha) llegaremos al reino deBafut, situada a 17 km. de Bamenda (25 min. aprox. en coche, aunque lo ideal es alquilar una moto). Una visita al Palacio del Fon de Mankon (1901) y el Museo Etnográfico de la localidad, no deben faltar en el recorrido. La fortaleza de origen alemán confiere al lugar carácter y un ambiente muy especial.

Si disponemos de tiempo suficiente sería fantástico ampliar el recorrido con una visita a la hermosa localidad de Njinikom, situada 60 km al noroeste (51 km en coche aprox.), en una zona montañosa. Proponemos visitas a la granja de abejas (importante proyecto de apicultura), al orfanato, a la escuela primaria, entre otros. Muy recomendada una estancia en una Casa Local, gestionada por BERUDEP, Asociación que trabaja en la comunidad para la comunidad en la erradicación de la pobreza y la mejora en la calidad de vida de las poblaciones rurales de la región noroeste de Camerún. Se puede visitar un proyecto de apicultura en una granja gestionada por la asociación, donde se cultiva té y cacao.

De regreso ya en Bamenda proponemos degustar la gastronomía local para recuperar fuerzas y energías. Ambiance Club, Handicraft Snack Restaurant o CBC Health Board son excelentes opciones. El vino de rafia es la bebida alcohólica por excelencia y el rey de las fiestas populares del noroeste camerunés.

Famosa por su animada oferta nocturna, la ciudad pone a nuestro servio un amplio abanico de bares y locales con música en vivo, conocidos como cabarets, que se extienden al lo largo de la Av. Comercial.

Para pernoctar recomendamos el CBC Health Board (Baptist Mision).

 

Día 4. Bamenda – Belo

Proseguimos nuestro recorrido llegando a Belo, lugar de asentamiento de pigmeos fulani y del reino de Tikkar, situado a 30 km escasos de Bamenda.

Es interesante conocer que poco después de la independencia de Camerún y Nigeria, esta región fue anexionada a la primera tras un referéndum en el que los votantes decidieron incorporarse a la primera. Desde entonces no han dejado de sucederse las quejas de discriminación entre sus habitantes.

Este pequeño pueblo, situado en pleno corazón de la Ring Road, se encuentra emplazado en un entorno privilegiado rodeado de montañas, cascadas y fértiles tierras de cultivo, ideal para aquellos que escapen del bullicio de algunas localidades colindantes.

Proponemos visitar la interesantísima iniciativa ecoturística en materia de turismo solidario y responsable, que la ONG Belo Rural Development Project (BERUDEP) está llevando a cabo, que nos permitirá conocer más de cerca las formas de vida y cultura de estas comunidades (Kom y Fulani) compartiendo con ellas alojamiento y comida, así como sus actividades y costumbres diarias. Visitaremos también varias asociaciones de la zona que nos permitirán conocer mejor cómo se organiza esta comunidad.

Entre las actividades más aconsejables aparece el Belo Trekking, ruta a pie de unas 2 horas de duración, acompañando a varias familias locales en sus labores cotidianas y conociendo a los diferentes colectivos de la zona. De interés son también las rutas a caballo por los alrededores, que nos permitirán contemplar uno de los paisajes más llamativos de Camerún.

Para los amantes de las compras en The Embroidery Ladies, encontraremos una excelente muestra de textiles autóctonos, y si visitamos al grupo artesanal Njinikom podremos adquirir preciosas artesanías con diseños tradicionales que las mujeres venden a turistas, visitantes y trabajadores de organizaciones no gubernamentales que viajan hasta la zona. The Lovely Mothers ofrece un delicioso aceite de palma para acompañar nuestros guisos.

Para comer una opción muy atractiva son las casas que gestiona BERUDEP, la comida será excelente y casera. No obstante, y siempre bajo encargo, es posible también pedir comida en algunos de los hoteles de la localidad. No podemos dejar de probar El Taró, plato típico del Noroeste de Camerún y fronteras con Nigeria, con una base de carne de buey acompañada de verduras y tubérculos cocidos y una pasta de ñame. Otra opción es la sopa de carne de buey con plátano hervido. Es conveniente tener en cuenta que los horarios en esta región varían con respecto a los de las grandes ciudades (desayuno 7:00-8:00, comida 12:00 y 14:00 y cena 19:00-21:00) (se anticipan).

Encontraremos opciones de alojamiento variadas. En el centro destacan las fórmulas más sencillas para aquellos que deseen disfrutar del ambiente animado de sus bulliciosas calles. Para los que prefieran un ambiente más relajado se recomienda alojarse en los hoteles emplazados en las afueras.La mejor época para visitar la zona es durante la estación seca (verano: de noviembre a febrero). De viajar en época de lluvias recomendamos ir bien equipado contra el agua. Una prenda ligera de abrigo nos refugiará del frío de las noches.

Día 5. Belo – Fundong

En apenas 30 minutos habremos llegado a Fundong, situado a escasos 32 km de Belo. Fundong es un pueblo similar a Belo, aunque algo mayor en tamaño, situado también en el interior de la Ring Road.

Los incesantes cambios culturales y económicos propios de la influencia occidental y la globalización a la que se ha visto sometida la etnia Kom, no han sido motivo de peso para erradicar muchos de sus rituales ancestrales así como las estructuras arcaicas de gobierno, que se mantienen casi intactas hasta nuestros días. Nada mejor que conocer y compartir durante unas horas su cultura y formas de vida.

El territorio montañoso de los kom alberga paisajes increibles y alguno de los pocos bosques endémicos que quedan en el Noroeste. El paisaje escénico, dominado por territorios montañosos, nos hará recordar al Far West americano.

Para conocer mejor la zona se aconseja participar en el Fundong Trekking, ruta a pie por el interior del pueblo y sus alrededores, acompañando a varias familias en sus actividades diarias. Gracias a esta ruta descubriremos cómo trabajan y qué actividades desarrollan las distintas asociaciones de la zona, así como los secretos de los talleres en los que se fabrican medicinas naturales a base de plantas que crecen en esta región. Los beneficios que se obtienen de la venta de estas medicinas se dedican al desarrollo de las asociaciones de Fundong.

Recientemente se está potenciando el turismo rural a través de la asociación BERUDEP (Belo Rural Development Project), con una iniciativa ecoturística con una base de turismo comunitario, alojando a turistas en casas locales y ofreciéndoles recorridos por los principales encantos naturales y culturales del lugar.

La Fundación Kirabo está apoyando diversos proyectos en el destino con el objetivo de disminuir la pobreza y mejorar las condiciones de vida de los colectivos menos favorecidos, entre los que destacan niños enfermos, discapacitados y huérfanos, entre otros, y mujeres, en su mayoría viudas. Desde 2008 son muchas las acciones llevadas a cabo no sólo en Fundong sino en otros destinos del país.

Todos estos proyectos, basados en temas de sanidad, educación, formación y capacitación y ayuda en la creación/ continuidad en micro-negocios, se dirigen a beneficiar directamente a los grupos de interés in situ, y son ellos mismos quienes, voluntariamente, ayudan a desarrollarlos y ejecutarlos. Una excelente vía para formar y capacitar a la población local para que lleguen a ser autónomos siguiendo siempre la fórmula de compartir, aprender y disfrutar juntos. Micro créditos para los grupos de viudas destinados a la compra de semillas, establecimiento de negocios propios y cuotas escolares, creación de programas de extra-escolarización para niños huérfanos e impartición de los mismos, servicios de atención y cuidado niños discapacitados, son sólo algunos ejemplos de ello.

Para los amantes del trekking se recomienda la ruta que lleva hasta elPalacio tradicional de Laikom. Se advierte de que se trata de un recorrido para montañeros con tiempo o para vehículos 4×4.

Uno de los alojamientos más recomendables de la zona es el Guest House Baptista.

De viaje por Camerún (parte 1)

Para apreciar las diferencias ideológicas entre los partidos conservador y progresista español (lo mismo que para apreciarlas entre el partido republicano y el demócrata estadounidense), hay que coger una lupa y examinar a los cuatro muy de cerca. Pues a la distancia de un continente a otro son inexistentes.
¿Quién eligió en España a los que eligieron el procedimiento de elección? Nadie. Se eligieron ellos solos por la gracia de Dios y ellos lo decidieron y decidieron cómo habría de ser la democracia. Así empezó todo, incluida Constitución, monarquía y ley electoral.
Y así empieza el estúpido drama de una democracia roma, falsa y falseada, coronada por un rey superfluo y por el miedo, entonces, a otra involución tras 40 años sin sol de una dictadura implacable.
Pero poco a poco esta democracia ha ido poniendo al descubierto sus miserias y desenmascarando a los miserables que la cocinaron. Ahora están saliendo a relucir las lacras y los cimientos de papel sobre los que se levantó. Al pueblo no se le dio otra opción que participar en un par de referendos que aprobó por miedo a una nueva satrapía. Y luego la democracia, en lugar de depurarse se ha ido emporqueciendo más y más hasta acabar vendiendo los buñuelos de viento que ofrece el capitalismo financiero; y degenerando más, si cabe, con la incorporación de un mecanismo perverso que se llaman “agencias ca-lificadoras de riesgo” que pueden arruinar o enriquecer aún más a los países. Las consecuencias que han terminado en este pútrido estado de cosas han sido movimientos populares emergentes, como el 15M.
De ahí que las preguntas y las respuestas que me ocupan son éstas:
1ª ¿por qué los organizadores auto elegidos originariamente, así como los que les han ido sucediendo, no quieren la fórmula de la elección directa de los representantes del pueblo? Pues porque en esta democracia dominan los patricios y el sistema es una abierta plutocracia.
2ª ¿cuál es el mejor método de hurtar la voluntad clara y Camerún
País Bamileke y País Bamun Yaoundé – Yaoundé Un vistazo por el camino
Imprimir Imprimir
Duración:
A lo largo de 10 días recorreremos algunos de los más bellos parajes del oeste y noroeste camerunés; una región virgen, con una infinita diversidad paisajística y de gran belleza, donde nos adentraremos en la vida cotidiana de los pueblos conviviendo muy de cerca con las familias locales.

Ciudad base: Yaoundé Idiomas:
Francés e inglés son los idiomas oficiales. En el oeste se habla inglés, mientras que en el resto del país se habla francés, lengua más extendida. Se hablan además cerca 282 lenguas vivas y 4 extintas. Destacan Bamileke, Ewobdi, Bamoun, Fulfulde y Árabe.
Guía recomendada:
Rumbo a Camerún, Editorial Lartes (Castellano)
West Africa. Lonely Planet (Inglés)
Cameroon. Bradt (Inglés)
Cameroun. Petit Fute (Francés) Aeropuertos internacionales:
Aeropuerto Internacional de Yaoundé Nsimalen (NSI) Aeropuerto Internacional de Douala (DLA) Aeropuertos nacionales:
Aeropuerto de Bafoussam (BFX)
Aeropuerto de Bamenda (BPC) Combinaciones recomendadas:
Como un destino africano todavía desconocido para el viajero occidental proponemos ampliar la estancia: La Reserva del Dja, Bien Natural declarado por la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1987, una de las junglas mejor conservadas del continente africano. El gran puerto industrial de Douala, las cataratas de Ekom Nkam, Pongo-Songo, el santuario de gorilas cerca de Marienberg en el Sanaga, El Monte de Camerún, las paradisíacas playas de Kribi son sólo algunos de los atractivos de la fascinante Ruta del Litoral. “Bamileké” es un término colectivo de origen colonial que engloba a varios pueblos semi-bantús de origen tikar relacionados histórica, cultural y lingüísticamente entre sí. Los más de dos millones de bamileké que pueblan las tierras altas del oeste camerunés se dividen en unos cien grupos tribales que hablan diecisiete dialectos distintos. Una de las principales señas de identidad del pueblo Bamun es su arte, combinando sus familias los trabajos agrícolas con la fabricación de máscaras, estatuas, tejidos y joyería. En País Balimeke se encuentran los pueblos más antiguos de África y los últimos cazadores-recolectores del continente: los pigmeos baka y badgeli.

 

Día 1. Yaoundé

Desde España tomaremos un vuelo de conexión que nos desplazará hasta la capital Yaoundé. Con Air France y Brussels Airlines podremos viajar desde Madrid. Desde Barcelona salen vuelos de Royal Air Maroc. Swiss International Airlines opera en ambas ciudades. El vuelo nos demorará 9 horas y media aprox. incluyendo escala en París, Bruselas o Zúrich, entre las más comúnes.

A pesar de ser la capital de Camerún, Yaoundé, en constante crecimiento, no ofrece grandes atractivos turísticos, pero si hay algo que merece la pena es su agitado ambiente popular, sus bulliciosos y coloridos mercados, sus imponentes manifestaciones arquitectónicas religiosas, que invitan a descubrir nuevas sensaciones, olores y sabores.

No se trata de una ciudad especialmente tranquila, pero es, sin duda, un lugar ideal para los amantes de la cultura y la pluralidad étnica.

La ciudad se encuentra rodeada de siete colinas. Para facilitar la orientación en la urbe es importante saber que muchos de sus barrios toman su nombre de la colina (Nkol) donde están situados. Como curiosidad, otros nombres de barrios están relacionados con la vegetación, a la fauna, etc.

Proponemos un recorrido por el corazón de la ciudad, que se extiende alrededor de la Plaza Ahmadou Ahidjo donde encontraremos la Catedral Católica. Muy cerca se ubica el Hotel Hilton, sin duda el más caro y lujoso del país. No podremos dejar de visitar las áreas colindantes tales como el popular y animado Barrio de Moloko, Melén, donde se ubica la universidad de la ciudad, Bastos, donde se concentra el centro neurológico de negocios, las numerosas embajadas y la fascinante colección de edificios y casas más lujosas del país o Briqueterie, Barrio musulmán con su dominante gran mezquita.

Si disponemos de tiempo suficiente, es más que recomendable hacer la excursión al monte Febe y visitar el Museo de Arte Camerunés del Monasterio Benedictino que alberga una rica colección de máscaras africanas.

En el mercado artesanal, situado al final de la Av. Kennedy podremos adquirir desde objetos de madera o cobre, hasta otras artes manuales locales que incluyen pucheros decorados y cuernos para beber, jarros, botellas y tazas, platos y bandejas, esteras y alfombras tejidas , joyería, ropas de pelo de camello o algodón y vestidos de telas pintadas. Los artículos de lujo pueden ser sumamente caros. En la misma Avenida encontraremos numerosos bancos (de lunes a viernes de 7:30 hrs a 15:30 hrs).

En lo que a comida se refiere, a lo largo de la ciudad encontraremos diversos restaurantes donde predomina la cocina local, especialmente sabrosa. No obstante, existen también fórmulas internacionales destacando entre ellas cocina francesa o libanesa.

La mayoría de los hoteles internacionales disponen de bares. No existe limitación de horarios para los bares y permanecen abiertos mientras haya clientela. En cuanto a las propinas, es usual dar el 10%, aunque en hoteles y restaurantes normalmente está incluido el servicio.

Encontraremos cybers por todo el centro y barrios colindantes. En la Plaza Ahmadou Ahidjo encontraremos también la oficina de correos (horario: de 7:30 hrs a 15:30 hrs, de lunes a viernes).

Belle Vue destaca entre uno de los alojamientos más recomendados a nuestro paso por la capital.

 

Día 2. Yaoundé – Bafoussam (Bandjoun)

Saliendo de Yaoundé, a 283 km aprox., encontraremos nuestro próximo destino: Bafoussam, situado en el País Bamileke, territorio más densamente poblado de todo el país. La mayoría de las grandes y medianas ciudades de la Provincia Oeste están bien conectadas con Yaoundé y Douala por carreteras asfaltadas, convirtiéndose así en una de las regiones del país más cómodas, accesibles y sencillas para viajar. Es por ello, que recomendamos alquilar un coche con conductor local.

A medida que avanzamos en nuestro viaje (4 horas aprox.), el paisaje se va transformando haciéndose más montañoso y fértil, siendo éste uno de los más hermosos del país. La esencia del paisaje se conserva hoy todavía en las zonas más inaccesibles, donde se encuentra parte del bosque originario.

En esta nueva aventura os invitamos recorrer los montes y valles del País Bamileke y adentrarnos en sus apasionantes pueblos, que acogen a cientos de pequeños reinos con su propia lengua y costumbres. A pesar de la modernidad y la influencia occidental, los Bamileké, gracias a su arraigada cultura ancestral, con el paso del tiempo han logrado conservar su marcada identidad trival y mantener con firmeza su sistema político basado en las tradicionales jefaturas–chefferies- jerarquizadas; no por ello escapando del actual desarrollo económico y político en el que está inmerso el país.

Si por algo destaca Bafoussam, capital del Oeste, es por su espectacular mercado al aire libre, todo un despliegue de la cultura bamileke. Siendo la más poblada de la región (más 250.000 habitantes), la ciudad concentra una agitada, bulliciosa e incesante actividad, dominada en su mayoría por el comercio y la vida en la calle.

El Fon o Chefferie (rey), asistido por un grupo de nobles y consejeros, nos recibirá para introducirnos con interesantes explicaciones a cerca de sus raíces, ritos, costumbres y cultura, basada en un firme sistema de valores propios. Sus tradicionales danzas son una espectacular y armoniosa muestra de todo ello.

En el centro de la ciudad encontraremos todo un amplio abanico de servicios que van desde oficina de correos, a un mercado central y pequeñas tiendas de alimentación, farmacias, restaurantes, bares y locales con acceso a Internet, entre otros. En la Av. Wanco encontraremos diversos bancos, una oportunidad excelente para llevar a cabo postrámites necesarios, pues no se aseguran estos servicios en otros destinos de la región. La ciudad además dispone de 2 hospitales.

Si aún no lo hemos hecho, se recomienda alquilar aquí un coche, garantizando así una mayor comodidad, seguridad y flexibilidad para el resto del recorrido. Un 4×4 viene a costar en torno a 75 euros, (gasolina y chófer no incluidos).

A 15 km de Bafoussan se encuentra la Jefatura de Bandjoun, una de las más extensas y tradicionales del País Bamileke. Todo gira alrededor del Sultán de Bandjoun y son visitas recomendadas el Palacio Real y la ceremonia religiosa que se ofrece los viernes a las 12 horas en su honor, donde acude con todo su séquito y seguido de sus 40 mujeres (recordemos que es una región musulmana).

No hay que dejar de visitar los edificios y casas de la época colonial alemana y también es recomendable el Museo de las Artes y Tradiciones de Benouh, ubicado en el complejo palaciego, o las vistas desde el Café Royal.

Ya de regreso en Bafoussam, recomendamos el Residence Sare Hotely el Golden Cente.

De Viaje por Mozambique (parte 3)

Día 9. Vilanculos – Inhassoro Saliendo a primera hora de la mañana, en apenas 1 hora y media aprox. habremos alcanzado Inhassoro, próxima etapa en nuestro recorrido, situado a 94 km aprox. al norte de Vilanculos, en la parte continental en las idílicas costas del Océano Indico, frente al extremo norte de la Isla de Bazaruto. Retomaremos la carretera EN1 dirección norte hasta alcanzar el desvío que hay hacia Inhassoro (derecha). Desde este punto deberemos continuar 15km sobre una pista sin asfaltar. No es de extrañar que a lo largo del trayecto encontremos múltiples puestos móviles de policía. Se recomienda no superar los 60km/ hora sino queremos pagar una considerable multa, a menudo es ésta su única fuente de ingresos. Son muchas las opciones que este maravilloso destino pone al alcance del visitante. Relajarse en paradisíacas playas bañadas por las cálidas y cristalinas aguas del Océano Índico, disfrutar del sosegado ambiente del entorno colindante, practicar deportes naúticos, entre otros. Inhassoro está creciendo rápidamente como un destino turístico. En los últimos años se ha convertido en uno de los mejores y más importantes destinos de pesca deportiva, albergando algunos de los eventos y torneos internacionales del mundo. Sus aguas son excelentes para la práctica de pesca a mosca, una modalidad de pesca que utiliza una caña y señuelo artificial llamado “mosca”. El Marlin Negro, el Marlin Azul y el de Rayado, las Barracudas, enormes tiburones, el Peixe Borboleta o Mariposa que son algunos de los peces más bonitos y brillantes del Océao Índico (mejor época para viajar a partir de Agosto). Este destino además ofrece algo especial a los amantes de la avifauna. Desde Inhassoro es posible disfrutar de fascinantes excursiones y salidas a las islas vecinas y alrededores. La mayoría de los alojamientos ofrecen paquetes a medida con todos los servicios incluidos, incluso el alquiler de embarcaciones tradicionales. Será interesante poder conocer y compartir con las comunidades locales su cultura y formas de vida, que gira en torno a la familia, que como unidad nuclear doméstica prevalece en la estructura social jerarquizada de Inhassoro con un tipo de relación patrilineal (el estatus es transmitido de varones en varones). Johnson’s Bar, situado a escasa distancia de la playa, justo al norte de la ciudad, se ha convertido en un lugar popular para reunirse. Ofrece un fabuloso y cercano servicio y ambiente familiar, con excelente comida y una amplia carta de bebidas locales e importadas. El ambiente está asegurado tanto de día como de noche. Desde la terraza del restaurante del Seta Hotel disfrutaremos de unas espectaculares vistas al Océano Índico. La calidad del pescado y el marisco y la deliciosa cocina portuguesa que ofrece la costa mozambiqueña es algo que no podemos dejar de probar. Mozambique Horse Safari está especializada en recorridos a caballo hechos a medida y paseos a pie de día con servicios totalmente customizados; Una experiencia apasionante, donde la diversión y la aventura estarán aseguradas. Son múltiples las fórmulas de alojamiento que encontraremos en Inhassoro, desde campings a exclusivos resorts de súper lujo con vistas y acceso directo a algunas de las playas más hermosas del litoral mozambiqueño. Muy recomendable Inhassoro Beach Lodge.

Días 10, 11 y 12. Inhassoro – Parque Nacional Gorongosa La aventura continuará en el Parque Nacional de Gorongosa (6.000km2), ubicado en el extremo sur del gran valle africano oriental del Rift, cuya cota más alta alcanza los 1.862 msnm. Retomamos la carretera EN1 dirección norte hasta alcanzar las inmediaciones al Parque. Continuamos por el desvío 218 y nos desviamos por la carretera 433 (422km – 5 horas y media aprox.). En época de lluvias (de noviembre a abril) el tránsito sólo se hace posible con 4X4, tornándose intransitable en tiempos de fuertes lluvias. El uso de 4×4 se vuelve esencial incluso casi en la época seca. Existe un parking a disposición del visitante (la tarifa varía según temporada). No obstante, y antes de salir de Inhassoro, aunque aun dispongamos de reservas suficientes, se recomienda no esperar a que el depósito se vacíe, pues una vez que avanzamos hacia el norte, una vez pasado Maputo, el aprovisionamiento se va limitando y dispersando. En las pedanías de Inhassoro encontraremos un puesto de repostaje. De igual manera se recomienda provisionarse de comida y bebida para al menos dos días, y medicinas suficientes, pues apenas encontraremos farmacias a lo largo del recorrido. El Parque ofrece algo para todo aquel interesado en la vida salvaje del continente africano y la espectacularidad y belleza de sus paisajes naturales. La fusión de rasgos autóctonos permitió el desarrollo de algunas de las poblaciones más densas de fauna salvaje de toda África, incluyendo algunos de las poblaciones más carismáticas de carnívoros y herbívoros, y alrededor de 500 especies de aves, muchas de ellas sino endémicas casi-endémicas, que hoy día continúan recuperándose de los estragos que provocó la guerra civil de Mozambique. A pesar de ello es una de las zonas mejor conservadas de Mozambique. Se organizan safaris en 4×4 acondicionados al uso por la Sabana boscosa, tanto al amancer como al atardecer, donde tendremos la oportunidad de divisar a leones, elefantes, búfalos, leopardos, cebras de Burchelli, hienas, reduncas, impalas, sunis, rinocerontes negros, saltarrocas, bubal entre otras especies. Entre la abundante avifauna es frecuente ver pelicanos, grullas carunculadas y secretarios, entre otras. Entre ellas destaca las expediciones guiadas a las Cascada da Sierra do Gondorosa, ruta que comprende un recorrido aprox. de 1 hora en 4×4 que discurre por carreteras y pistas de arena para continuar con una caminata de 3 horas de duración aprox. atravesando la sierra hasta alcanzar las mencionados saltos de agua. Una vez allí, podremos refrescarnos en una de las piscinas naturales. Tras comer se emprende el camino de regreso. En el Lago Urema y sus cursos de agua apreciaremos comunidades de cocodrilos e hipopótamos. El Parque mantiene sus puertas abiertas al público de 6am a 6pm. Para más información contactar con las oficinas del Parque: +258 23535010/ 823020604 o a través de contact@gorongosa.net. Dentro del parque, el Chitengo Safari Camp dispone de bungalós y un campamento con restaurante y área para parrilladas; se pueden disfrutar paseos sin chófer o bien contratar un guía con vehículo abierto. El restaurante ofrece comida típicamente mozambiqueña a precios asequibles. La Comunidad de Mujeres do Vinho se encarga de suministrar gran parte de los suministros y aprovisionamientos necesarios. El clima es de un tipo húmedo tropical de sabana, con una temperatura media de 25ºC. Las nieblas son comunes en los meses de invierno. Para las noches se recomienda llevar una prenda de abrigo.

Día 13. Parque Nacional Gorongosa – Beira

Si decidimos pasar dos noches en Gorongosa, partiremos la mañana del catorceavo día hacia la penúltima ciudad que cierra nuestra ruta: Beira, capital de la provincia de Sofola, segunda ciudad más grande de Mozambique después de Maputo, y uno de los principales centros comerciales del país, con el tercerpuerto más grande del país tras Maputo y Nacala.

Saliendo del desvío de la carretera 433 (18 km), retomamos la carretera 218 (11 km) hasta su término. Girando a mano izquierda saldremos a la EN6, que nos desplazará directamente a Beira (160 km – 2 horas y cuarto aprox.). Si viajamos desde otro destino, la ciudad está perfectamente conectada con otros destinos a través del ferrocarril. La ciudad cuenta además con su propio aeropuerto, que atiende fundamentalmente a conexiones nacionales.

Situada en la costa del Canal de Mozambique, en la desembocadura del río Pungwe, en la franja central del litoral, se trata de una fusión de la África tropical, continental y oriental. Beira, fue fundada en el año 1890 en los tiempos de colonia portuguesa, de allí su nombre de raíces europeas en honor a un príncipe de la Corona de Portugal.

La ciudad tiene la dudosa distinción de haber sido uno de las ciudades menos frecuentadas del sur de África, entre muchos viajeros. Hoy día, a pesar de sus elevados índices de criminalidad y de pobreza masiva, y sus aún abiertas heridas de guerra, Beira se ha convertido en un lugar de paso obligatorio de camino hacia el norte del país. Los restos de tiempos de esplendor se reflejan en construcciones derruidas como el Grande Hotel.

Os animamos a recorrer el centro de la ciudad, pasear por su plaza en torno a la cual se levantan hermosos edificios coloniales, visitar su catedral y sus comercios. Y para disfrutar del animado ambiente de sus calles, nada más agradable que tomar algo en la terraza de un café.

La Casa dos Bicos y la Estación Ferroviaria son ejemplo de algunos de las construcciones e infraestructura modernistas que guardan todavía hoy la esencia de la era colonial. En verano (de octubre a febrero), el clima se torno especialmente cálido y húmedo, alcanzando los 40ºC. Para sofocar las altas temperaturas se propone visitar la célebre Playa de Makuti. El Faro do Río Macuti destaca entre uno de sus principales atractivos.

Las mejores playas de la ciudad se encuentran entre el Club Náutico y el Farol. Existen travesías en barco desde el puerto hasta la Playa de Savane, emplazada a 32 km de Beira. El viaje de una duración aprox. de entre 5 a 10 minutos, eno tiene desperdicio. Otra playa de referencia es la Playa Nova, situada en mar abierto.

Aunque no se trata de una ciudad excesivamente peligrosa, se recomienda no frecuentar aquellas zonas más degradadas y problemáticas como el área en el que se encuentra el Grande Hotel Beira. El único hotel resaltante en la ciudad es el “Tivoli” (Av. De Bagamoio, 363), con cuartos pequeños, pero limpios; está localizado en el centro de la ciudad (Tel.: (+258) 23-320300; h.tivoli-beira@teledata.mz). Otras opciones son el Hotel VIP Inn y el Sena Hotel.

En Ca Te Espero, ubicado en una de las calles del centro de la ciudad, encontraremos un lugar ideal donde disfrutar de deliciosos platos al más puro estilo portugués. Su especialidad es la carne de cerdo. Se recomienda la Carne de Porco Alentejana, el Piri-Piri-Chicken. Si viajamos en domingo no podemos dejar de probar su famoso Cozido à Portuguêsa.

Antes de viajar al lugar se recomienda tomar las precauciones debidas contra la malaria.

 

Día 14. Beira – Maputo

Desde el centro de la ciudad de Beira nos dirigimos al Aeropuerto Internacional, situadodo a 9 km de distancia dirección noroeste (a 15 minutos aprox.), desde donde retomaremos el vuelo de regreso a la capital (720 km – 1 hora aprox.), punto en el que cerraremos el recorrido y desde donde tomaremos el vuelo de regreso a España.

Se recuerda que antes de viajar, tendremos que atender al pago de las correspondientes tasas de salida en ambos aeropuertos, siendo de 10$ aprox. para vuelos domésticos y 30$ aprox. para vuelos internacionales.

Si disponemos de tiempo suficiente recomendamos disfrutaremos de un recorrido a pie por el centro de esta dinámica y enérgica ciudad, donde descubriremos su fascinante arquitectura colonial, dinamismo cultural, coloridos y variopintos mercados y, como no, su agitada vida nocturna.

En Maputo visitaremos alguno de sus principales museos, como el de Historia Natural de Mozambique, el museo militar, la catedral católica de Nuestra Señora de Fátima o la Biblioteca Nacional. Maputo pone a disposición del visitante hermosas playas como Catembe, Costa do Sol y Ponta d’Ouro.

Muy recomendada la visita a la Isla de Inhaca (a 30 km de la ciudad sobre la Bahía de Maputo), considerada patrimonio biológico de la humanidad, surge como un paraíso tropical de blancas playas y palmeras, donde se pueden admirar magníficos arrecifes de coral, tortugas marinas y una gran diversidad de especies únicas.

En Maputo podremos vivir una gran experiencia gastronómica con sus excelentes pescados y gambas, de legendario tamaño y calidad. Recomendamos cenar el Mercado do Peixe, uno de los lugares de mayor tradición donde se come mariscos en la capital. Es el mismo viajero, quien al llegar al mercado se encarga de comprar el marisco a su elección para luego entregárselo a las mujeres, que en la parte de atrás se encargan de prepararlo al gusto del viajero. La vida nocturna en la capital es especialmente activa.

Innumerables cafés, bares y discotecas se extienden a lo largo de la zona central, en los que apreciaremos un marcado ambiente latino. En cualquiera de los locales de la capital podremos bailar al son de la Marrabenta, estilo de música urbano y moderno originario de Maputo.

Al igual que Beira, pesar de sus elevados índices de pobreza y criminalidad, es un destino mucho más seguro que otros lugares del continente africano.

Si por cuestiones de horarios debemos pernoctar en la capital, disponemos del Terminus, uno de los hoteles de mejor relación calidad-precio, céntrico y muy práctico. También contamos con Fatima´s Backpackers, una alternativa más económica pero no tan céntrica, elegida principalmente por mochileros. Maputos Backpackers y Casa Gaiato son otras de las opciones más destacadas.

Y de vuelta a Madrid y a trabajar en cerrajeros Madrid economicos.

 

De viaje por Mozambique (parte 2)

Días 3 y 4. Bilene – Xai-Xai – Inhambane La próxima parada se sitúa en Ihnambane, segunda ciudad más antigua del país, que desde el siglo X se convirtió en el puerto más meridional usado por los árabes en su comercio de esclavos. Todavía hoy conseguiremos admirar dhows, antiguos veleros mercantes árabes. Enclavada en una de las regiones más desarrolladas del país, destaca por haberse convertido en una importante zona de producción de anacardos, de cítricos y de cocos, así como por su actividad agrícola y pesquera. Continuando por la carretera que recorre el litoral sur (EN1; dirección norte), a medio camino, nos detendremos en la playa de Xai-Xai (de 10 km. de extensión aprox.), bañada por las aguas del Océano Índico. El coral de arrecife que se extiende en paralelo a la línea de costa ofrece una excelente oferta para los entusiastas del snorkel. A 12 km dirección al interior, en la localidad homónima, situada a orillas del río Limpopo, encontraremos diversas tiendas, mercados repletos de puestos con comida local (marisco, rollitos de carne al estilo portugués –típico Pau, frutas, etc.), restaurantes, bares, pubs, cajeros automáticos, una oficina de correos y varios puestos de repostaje. A apenas 30 minutos dirección norte de Xai-Xai (40 km.) se emplazan diversos lagos de agua dulce, hogar de un sinfín de especies de aves, un auténtica reliquia para los más interesados en la avifauna. Ideales para también practicar el piragüismo, el esquí acuático, el windsur o el kitesurf, entre otros. Hasta Xai-Xai (215km) la conducción resulta bastante amena, pero a partir de este punto se vuelve más incómoda por la abundancia de baches. Ihambane, conocida como la tierra de buena gente, es una tranquila ciudad histórica situada a 485 km al norte de Maputo, considerada por muchos como una de las más bellas de Mozambique, por su espectacular despliegue arquitectónico colonial, que le confieren un encanto histórico y una experiencia cultural sin igual. En Inhambane disfrutaremos de su tranquila playa, repleta de millones de pequeños cangrejos que viven bajo la arena, y que presume de unas puestas de sol de incalculable valor. La Antigua Catedral, situada en plena línea costa, y la mezquita vecina resultan igualmente de interés. Os animamos a visitar el Mercado Central, donde podremos conseguir casi cualquier cosa que reproducen los lugareños: tallas de madera, cestería, textiles con tejidos y diseños autóctonos, sombreros, zapatos, sandalias, etc. Las frutas, los vegetales, y las especias no tienen desperdicio. Para el marisco y el pescado es preferible acudir al puerto. En la provincia homónima, de la cual es capital, destacan algunas de sus ecorregiones: la selva mosaico costera de Inhambane, la sabana arbolada de Miombo meridional, el salobral del Zambeze, y los fragmentos de manglar de África oriental. En toda esta zona tendremos la posibilidad de descubrir la auténtica idiosincrasia del mundo rural de Mozambique, formado por vastas extensiones de campos de o machambas. Para comer, se recomienda el Restaurante Maçaroca. Pachica es un lugar ideal para la conversación y el intercambio intercultural. Las opciones de alojamientos son variadas: O Rouxinol, la Casa de la Mujer Mozambiqueña, albergue propiedad de la Organización del mismo nombre (OMM); o la Casa de Donna Aissa. En Xai-Xai, se aconseja alojarse en Kaya Kayina, regentado por Donna Zeibuna, su propietaria, cuenta también con un establecimiento en Chokwe, llamado Limpopo, y el Motel Bilene. El Complexo Turistico Halley es otra excelente alternativa.

Días 5 y 6. Inhambane – Tofo (Isla dos Porcos e Isla dos Flamencos) Uno de los principales atractivos turísticos del sur del país es Tofo, donde confluyen la mayoría de los viajeros que visitan Mozambique. Retomamos la carretera EN259, y nos desplazamos desde Inhambane 22 km dirección norte. Se advierte no obstante de tomar precaución, pues la superficie de la carretera es bastante irregular. Si tenemos que parar a repostar, es conveniente prevenirse de las malintenciones de los dependientes, pues son famosos por tratar de aprovecharse de aquellos menos familiarizados con el Metical (MZN), divisa del país. Autobuses locales viajan diariamente al destino (de 5.30am and a 11.00am). Las chappas (taxis locales) son otra alternativa viable. El trayecto nos demorará 45 minutos aprox. Una vez en la Bahía de Barra, no podremos dejar de visitar las playas de Tofo, de 8 km de extensión, y Tofinho, menos frecuentado por los turistas; y de participar en alguna de las múltiples opciones para la práctica de buceo, windsurf o rutas a caballo. Tofinho es un lugar ideal para practicar surfing y fly fishing, y avistar cetáceos como ballenas, cachalotes, delfines y tiburones ballena, especie de peligro en extinción. Peri Peri Divers y Marine Megafauna Foundation ofrecen a diario excelentes excursiones en barco que incluyen travesías en lancha por el Océano Indico. Fatima´s Nest ofrece además travesías en velero tradicional por la Bahía do Barra, en la Playa de de “True Love” a la Isla dos Porcos e Isla dos Flamencos. Además de agradables paseos por el medio marítimo, se ofrecen visitas a comunidades locales como por ejemplo a la Isla de Porcos, famosa por su dedicación a la actividad pesquera y a la crianza de porcinos. El paquete incluye una comida en el destino típicamente mozambiqueña. De vuelta a Barra y disfrutaremos de nuevo de un agradable paseo en velero bajo el sol del atardecer, disfrutaremos de una agradable vista donde. Multitud de flamencos nos acompañarán a lo largo del recorrido. (Aunque no es imprescindible si bien es cierto que resulta necesario saber nadar) (Persona de contacto: Manuel +258 825506661).En el paseo marítimo de Tofo se concentra la mayor parte de la oferta hotelera y de restauración del destino. A lo largo del mismo encontraremos otros emprendimientos locales tales como tiendas con comida y productos locales y locales de souvenirs, además de puestos callejeros, pubs y bares. ´En Turtlle Cove, en Tofinho, degustaremos deliciosos pescados cocinados al estilo local, pollo al grill, sushi (la especialidad de la casa) y platos diarios especiales al estilo marroquí. No podemos dejar de probar la cerveza local, la 2M. Mundos Restaurant ofrece pizzas, hamburguesas y una amplia variedad de platos locales en el corazón de Tofo (abierto todo el día). Tofo-On-Line dispone de acceso a Internet. También podemos acercarnos al Fatima’s Nest para disfrutar de una fantástica velada con música en vivo. El Fatima´s, aunque es el más conocido, no es el único establecimiento hotelero en Tofo. A pocos metros de la parada de chapas y autobuses, disponemos de otras excelentes opciones: la Casa Barry, Nordin´s Lodge. En Casa do Comer podremos degustar el delicioso café mozambiqueño.

Días 7 y 8. Tofo – Vilanculos Si pernoctamos dos noches en Tofo, el séptimo día continuaremos nuestro recorrido por Vilanculos, preciosa localidad costera que gracias a su emplazamiento, su animado ambiente, su colorido mercado y la amabilidad y carácter hospitalario de sus gentes, le convierten en un destino base perfecto, desde donde comenzar a explorar el pintoresco Archipiélago Bazaruto y el Parque Nacional Gorongosa. Desde Tofo, se ha de regresar a Inhambane, desde donde lo mejor es subir a bordo del barco que une esta ciudad con la aldea de Maxixe, al otro lado de la Bahía de Inhambane. Durante el trayecto descubriremos a los Matsuás, pueblo excepcionalmente hábil en el arte de la pesca. La ciudad de Vilanculos, situada en la Península de San Vicente, es considerada la puerta de entrada al Archipiélago de Bazaruto. La localidad es famosa por su pescado y marisco. El alegre y revoltoso Mercado Central, las interminables noches en el África Bar, abierto 24 horas al día, las terrazas de la Avenida Aduardo Mondlane y las preciosas playas de arena blanca desde las que se aprecia el archipiélago, convierten a Vilanculos en un destino repleto de opciones para viajeros con todo tipo de gustos. Vilanculos es la puerta de acceso al Archipiélago de Bazaruto, destino de resort que bien se ha ganado la fama de destino de resorts de lujo ideal para viajes de luna de miel. Saliendo desde Vilanculos, existen vuelos diarios que nos desplazarán a la isla principal (20 min. aprox.). Este espectacular conjunto de islas es considerado el principal atractivo del país, con la mayor riqueza en biodiversidad. Alberga el Parque Nacional de mayor extensión del Océano Índico. Es considerado uno de los lugares más hermosos de África por sus aguas cristalinas, sus barreras de coral, sus enormes bancos de peces y por la belleza de sus playas. Por todo ello, es un paraíso para los amantes del buceo, que podrán observar una gran variedad de delfines, peces manta o tiburones toro, entre otras especies submarinas. Aunque a los ojos de muchos se ha visto como un auténtico paraíso donde relajarse y no hacer nada, existen multitud de actividades que nos mantendrán gran parte del día ocupados. Excelentes centros de buceo ofrecen expediciones de snorkel en uno de los medios marinos más preciados del continente. Destaca también por ofrecer las mejores prácticas en pesca del mundo. Numerosos pescadores especialistas y deportivos llegan atraídos por la variedad y diversidad de especies, en algunos casos únicos. Dolphin Dhow o los propios pescadores locales ofrecen interesantes salidas a precios razonables (Persona de contacto: Joao +258 29382466). De regreso a Vilanculos, en cualquiera de sus restaurantes y locales podremos deleitarnos con su sabrosa y variada oferta gastronómica, sin duda, una de las principales manifestaciones de este multicural país, nos dejará cuanto menos indiferente. Degustaremos deliciosos platos de pollo, pescado, crustáceos, arroz y maíz. Destacan recetas típicas como el pescado a la parrilla acompañado de la tradicional salsa de pistachos (matapa). Los paladares más exigentes encontrarán las mejores opciones en los hoteles. Vilanculos es la mejor y más razonable apuesta de alojamientos en la zona. En Vilanculos encontraremos un amplio y variado abanico de alojamientos para todo tipo de bolsillos. Cazinha Luisa, con una situación privilegiada, ofrece unas excelentes vistas al Océano Índico. Zombie Cucumber Backpackers es otra buena alternativa.

De viaje por Mozambique

Superficie: 801.590 Km²
Población: 23.929.708 hab.
Capital: Maputo
Idiomas: El portugués es la lengua oficial y más hablada del país. Existen además multitud de lenguas indígenas (destacan el makua y el tsonga). El uso del inglés se extiende en la capital Maputo y en áreas turísticas. El swahili es comúnmente hablado en el norte.
Moneda: Metical mozambiqueño (MZM). Metical mozambiqueño (MZM). El Dólar americano, el Euro o el Rand Sudafricano también son aceptados en muchos establecimientos. Fuera de Maputo, las tarjetas de crédito y los cheques de viaje son prácticamente desconocidos.
Condiciones sanitarias: Se recomienda prevenirse de enfermedades como esquistosomiasis, hepatitis A y B, fiebre tifoidea, tifus, cólera, rabia, tétanos, meningitis, polio y malaria. Si se proviene de países endémicos de fiebre amarilla es obligatorio vacunarse. El Sida constituye un riesgo elevado.
Religión: Mozambique es un país con gran diversidad religiosa. Un 25% de la población es católica, un 20% protestante y otro 20 % musulmana. Destaca la fuerte presencia de las creencias indígenas africanas animistas (50%).
Nacionalidad y etnias: Makua/Lombe (52%) en el norte del país, Sena y Ndau provenientes del valle Zambezi y Shangaan en la parte sur constituyen las principales etnias del país.
Hora local: GMT + 2
Le llaman La Joya Latina de África y es conocido por sus arrecifes coralinos y su variada fauna marina. Mozambique posee sin duda las mejores playas de todo África en las que se puede practicar el buceo. No hay que perderse el Archipiélago Bazaruto y admirar sus riquezas naturales.
La estación fresca y seca para visitar Mozambique es entre abril y septiembre. Su capital, Maputo, tiene un crisol de culturas que todavía guarda los aires latinos que dejó la colonización portuguesa. Merece la pena visitar La isla de Mozambique, un lugar fascinante con viejas mezquitas, iglesias y una particular vida nocturna.

Sabias que…
Mozambique mantiene una estrecha e intensa relación comercial con sus países vecinos, y en especial con Sudáfrica, de hecho en los últimos años han proliferado proyectos de turismo atendiendo las necesidades de la creciente demanda de los ciudadanos sudafricanos.
La Reserva Niassa, espacio natural más importante del país, es dos veces la Reserva Kruger en Sudáfrica y tres veces el Serengeti en Tanzania y ocupa la misma extensión que Dinamarca o el estado de Masachusetts en EE.UU. La reserva alberga una de las mayores concentraciones de fauna salvaje de todo el continente africano, entre los que destacan más de 12.000 elefantes. El Lago Malaui es uno de los lagos más grandes del mundo y un auténtico vergel de especies únicas y rincones paradisíacos descubierto por el famosos Dr. Livingstone en 1859.

 

Día 1. LLegada a Maputo Salimos de España dirección Lisboa. TAP-Air Portugal, LAM y United Airlines son las únicas compañías que ofrecen vuelos directos desde Lisboa a Maputo (duración aprox. de 11 a 30 hrs). Desde el aeropuerto de Maputo hay autobuses que nos desplazan hasta el centro de la ciudad, situado a 8 km (Tarifa: 350 MZN/ 8,50€). El alquiler de vehículos es también posible desde el mismo aeropuerto, aunque el centro de la ciudad es suficientemente pequeño como para recorrerlo a pie. Maputo es un excelente punto de partida para explorar el país. Esta ciudad portuaria, ubicada en el extremo sur de Mozambique, a unos 90 km de la frontera con Sudáfrica. Se caracteriza por sus manzanas de casas cuadradas y amplias avenidas y por la influencia de la arquitectura lusa de los años 70. De paso por la capital, resulta de especial interés la visita al Barrio de Mafalala, emplazado en la periferia de la ciudad, a escasos 5 km (20 min. aprox. en coche). Con más de 22.000 habitantes, y como lugar de nacimiento de ilustres políticos, escritores y deportistas, históricamente se ha convertido en uno de los principales centros culturales del país, en el que hoy día conviven amistosamente 3 religiones. Aunque no se trata de un lugar especialmente peligroso y existen alternativas de transporte público al destino, se recomienda visitar en compañía de un guía local. El acceso a Mafalala es cuanto menos una tarea fácil; el camino de tierra que conduce a la localidad, aparte de estar mal señalizado, no se encuentra en las mejores condiciones. La Asociación Iverca (Av. Marien N,Guabi), entidad cultural que trabaja por mantener la vitalidad y valores histórico-culturales de la comunidad mediante la puesta en marcha de proyectos en los que sobresale el empoderamiento y el trabajo llevado a cabo por las mujeres contribuyendo así con la dinamización del tejido social y productivo de Mafalala a pesar de sus dificultades, organiza recorridos guiados por apenas 750 MZN (18€ aprox. incluido transporte), que comprenden paseos por sus estrechas y bulliciosas callejuelas sin asfaltar, inundadas de pequeñas casas de zinc y madera, y niños correteando; visita a la casa-museo de José Craveirinha, a la mezquita de Baraza, construida por musulmanes procedentes de las Islas Comores, a la iglesia de Munhuana, al mercado central y a lo que todavía queda de la Plaza de Toros Monumental, uno de los últimos y más pronunciados reductos coloniales en el país. (Persona de contacto: Iván Laranjeira +258 824180314). La agrupación musical Tufo da Mafalala, junto con la compañía local de bailarinas de danza contemporánea, animará nuestra visita con un colorido y sorprendente despliegue de artes escénicos. Si hay algo que nos agradará es la simpatía y amabilidad que desprenden sus gentes. Para ampliar la información se recomienda el libro de Alejandro de los Santos Pérez, “Mafalala, guía cultural del Barrio Histórico de Maputo”, un volumen que recoge una pequeña parte de la historia trágica de Mozambique resaltando su aspecto más cultural. Terminus es uno de los hoteles con mejor relación calidad-precio, muy céntrico y práctico. Maputos Backpackers y la obra social Casa Gaiato destacan entre otras opciones.

Día 2. Maputo – Macià – Bilene La segunda jornada continúa en Bilene, hermosa localidad situada junto al Lago Uembje, de 27 Km de longitud, y separada del Océano Indico por una estrecha franja de arena. A lo largo del itinerario, en algunos casos, las distancias a recorrer son considerablemente largas, y teniendo en cuenta las dificultades que plantea la conducción por la escasa señalización y el estado en el que se encuentran las vías, en muchos casos sin asfaltar, aparte de la conducción temeraria propia de los lugareños, se recomienda viajar en transporte público. El país cuenta con una cuanto menos eficiente red de transportes; es por ello que lo ideal sería planificar bien el recorrido antes de emprender el viaje y, desde la misma capital, hacer la reserva de todos los autobuses necesarios para tratar de “asegurarnos” así una plaza en todo el recorrido. No obstante, existen chapas a lo largo del mismo (transporte local a modo de minibus). Por otro lado, aunque existen cajeros automáticos en las principales ciudades, y el euro es generalmente aceptado, antes de salir de la capital recomendamos llevar con nosotros una buena reserva de dólares en efectivo. Es posible cambiar divisas en la mayoría de los bancos (de L-V, de 08:00-11:00 y de 14:00-16:00), y aunque las tarjetas de crédito y los cheques de viaje normalmente son aceptados, fuera de Maputo estos son prácticamente desconocidos. Dirección Xai-xai, camino de esta ciudad eminentemente comercial y cruce de las principales carreteras del sur del país (EN1), podremos visitar algunos mercados de la región. Recomendamos una parada en Macià, situada a 154 km al norte de Maputo. A pesar de no ser un destino especialmente turístico y ser uno de los destinos menos visitados del país, cuenta con atractivos que bien merecen una visita, véase su mercado central. Es además hogar de una de los músicos tradicionales más importantes del país: Domingo Honuane, conocido como Xidiminguani. En la actualidad, su patrimonio se encuentra en proceso de recuperación tras los estragos causados por la Guerra Civil (1977-1992). Para continuar hasta nuestro destino, si no disponemos de coche propio, buscaremos la pequeña rotonda por donde pasan las chapas hacia el destino. Tan sólo 33 km nos separaran del destino de sol y playa mozambiqueño más próximo a Johanesburgo (capital de Sudáfrica): Bilene. Situado en la carretera costera que durante los próximos días nos desplazará a Xai-Xai, Inhambane y el archipiélago de Bazaruto, entre otros destinos, se trata de un destino ideal para disfrutar de una jornada de sol y playa en un ambiente sosegado. Además de relajarse en sus paradisíacas playas de arena dorada, Bilene ofrece un sin fin de deportes y actividades acuáticas entre las que destaca buceo, snorkel, windsurf, esquí acuático, manejo de motos acuáticas y parasailing; las más comunes entre los visitantes. En la calle principal encontraremos numerosos restaurantes, bares, locales y discotecas para las noches del fin de semana. Podremos adquirir productos básicos en las tiendas y mercados que se extienden a lo largo de la misma. Para pernoctar se recomienda el Complexo Palmeiras, cuya gerente, Donna Otilia, y su encargado, Jocas, son dignos de conocer. Muy cerca contamos también con otros interesante alojamientos como la Pensão San Martinho. A escasos metros de la costa, Pensión Bilene es ideal si preferimos pasar la noche en Macià.

De viaje por Etiopia (parte 3)

Día 10. Aksum Aksum, también conocida como Axum, situada a los pies de las montañas Adoua, al norte del país, es una antigua capital imperial, centro del reino de Axum, repleta de historia y leyenda. Fundada hace más de 3.000 años, fue la primera ciudad del país que se convirtió al cristianismo y probablemente la ciudad más antigua de Etiopía. Fue en la era cristiana cuando se convertiría en un estratégico emporio comercial por el que circulaban ricas sedas, oro, marfil, piedras preciosas y por supuesto especies. Como epicentro y corazón de la antigua Etiopía, Aksum concentraba el poder para lidiar con el Imperio Romano oriental y Persia. Su estratégica ubicación en el camino de antiguas rutas de comercio entre Asia y África dio lugar a la aparición de numerosas riquezas, monumentos y un importante legado en cada rincón de la ciudad, que con algunas pérdidas perdura hasta la actualidad. A escasa distancia del hotel comenzaremos ya a apreciar este rico patrimonio arqueológico. Lo más destacado del lugar son sus colosales obeliscos tallados, que condecoran las tumbas de los reyes del imperio, de entre la que cabe destacar la del rey Basen. Alcanzando hasta los 33m. de altura (estela de Ramhai, que en la actualidad yace en el suelo descompuesta en múltiples partes), este conjunto de 75 monolitos se han convertido en los más grandes del mundo. De entre las estelas que aun se mantienen en pie destaca la de Ezana, la más alta de ellas con una altura de 23m. Según cuenta la leyenda, en el interior de la tumbas, antes del descontrolado saqueo que del que fueron victimas en numerosas ocasiones, se albergan incalculables objetos y riquezas de especial valor arqueológico. Algunos de los restos hallados en posteriores excavaciones han sido preservados y trasladados al museo de la ciudad y a Addis Abeba, donde hoy día se encuentran expuestos al público. No podremos dejar de ver los pilares, estelas y el bloque de piedra que luce inscripciones en Geez (amhárico antiguo), Griego y Sabaean, situados en el parque del rey Ezana. Detrás del museo encontraremos la que fuera la primera iglesia que se construyó en África: la iglesia de Tsion Maryam, que data del s.V. La original fue destruida, por lo que hoy día apreciaremos la construcción que llevó a término el emperador Fasilidas en el s. XVI: la iglesia de Santa María de Sión, la más venerada de toda Etiopía que según cuenta la tradición acoge el Arca de la alianza traída desde Israel por Menelik, el hijo del rey Salomón y la reina de Saba. Lamentablemente no tendremos la oportunidad de verla, ya que el acceso está restringido. Parece ser que tan sólo su guarda actual es su único testigo. La entrada a la iglesia cuesta 60 Birr/2,50 € aprox. Con la entrada podremos acceder además al museo que fue construido anexo al complejo por la esposa de Haile Selassie. Advertimos que las mujeres tienen prohibido el acceso a la misma. La Piscina de la Reina de Shaba y el Palacio de Kaleb merecen también una visita. Para conocer un poco más de cerca la cultura local y disfrutar de una de las mejores y auténticas ceremonias del café del país, se puede visitar el museo etnográfico Etenesh (0913442694, jonata_tt@yahoo.com). En la actualidad no hay una gran variedad de hoteles y la gran mayoría de los turistas opta por Africa Hotel (ya mencionado antes). En el Yeda Hotel encontraremos un lugar agradable donde poder tomar algo al tiempo de disfrutar de unas hermosas vistas del conjunto arqueológico de estelas y de buena parte de la ciudad.
Día 11. Aksum – Adwa Continuando el viaje hacia el norte, a una hora de Aksum, se encuentra Adwa. La ciudad es conocida internacionalmente por la famosa Batalla de Adwa, batalla culminante de la Primera Guerra Italo-Abisinia protagonizada por Menelik II, que tuvo lugar el 1 de marzo de 1896 entre Abisinia (hoy reconocida como Etiopía) e Italia cerca de la ciudad homónima. Este importante episodio que convirtió a Etiopía en la primera nación africana que conseguía vencer por las armas a un país europeo, convierte hoy día a Adwa en un lugar glorioso en la historia de Etiopía y del continente africano, que llena de orgullo a cualquier etíope. Este lugar, poco frecuentado por turistas, cuenta con tres lugares de gran importancia histórica. En primer lugar en Yeha, a 58km de Adwa, sitio considerado cuna de la civilización etiope, encontraremos las ruinas del templo más antiguo del mundo, que datan del siglo VIII-V a.C. Las investigaciones arqueológicas más recientes alegan que este extenso asentamiento fue erigido durante la época sabaeana, aunque se desconocen datos a cerca de la civilización que lo construyó. El conjunto, sorprendentemente levantado con inmensos bloques de piedra rectangulares ensamblados entre sí sin aparente uso de mortero, permanecen en un excelente estado de conservación. (50 Birr/ 2€ aprox.). En el interior del templo podremos visitar una iglesia cristiana, que a principios del siglo XX fue reemplazada por otra. Esta iglesia venera la figura del monje Abune Aftse, quién, según la leyenda, fue trasladado por un ángel a Yeha cuando huía de la persecución sufrida en diferentes lugares de Etiopía. En su interior, encontraremos expuestos al público, manuscritos, iconos, instrumentos musicales antiguos y joyas, entre otros muchos objetos, todo ello sin ningún tipo de protección. A escasa distancia encontraremos el museo de Yeha. En la puerta misma puerta, a veces es posible encontrar a diversos comerciantes ofreciendo alimentos como cereales. Durante las excavaciones, aún sin finalizar, se han encontrado numerosos objetos que nos desvelan algunos detalles de dichas civilizaciones: como hornillos de incienso, armas de hierro y utensilios de cerámica. En segundo lugar, no podremos dejar de visitar Porto-Early Portuguese, antiguo asentamiento de los portugueses a su llegada a Etiopía, uno de los legados europeos más relevantes presentes en la región del Tigray. Y en tercer lugar, el Monasterio de Abba Garima, situado en un lugar aislado entre montañas a una altura de 2.100 m. Este santuario cristiano goza de especial popularidad debido en su interior alberga el primer manuscrito cristiano ilustrado del mundo: los Evangelios Garima, datados entre el año 330 y 650 d. C. El primitivo texto arroja nuevos datos sobre la expansión del cristianismo en el África subsahariana. Coste de entrada 50 birr/ 2€aprox. En Adwa sería interesante visitar el mercado, mejor muestra de la precariedad del la vida en Etiopía, donde todo se compra y se vende. Es muy común entre los turistas comprar Yebena y Coralima, especia parecida a la pimienta con cierto gusto a limón, tan característico de platillos típicos del lugar. El Maay Assa Hotel destaca con muy buena relación calidad-precio.

Días 12 y 13. Adwa – Región del Tigray Un recorrido de 6 horas nos lleva al corazón de la región de Tigray, una de las zonas más impactantes y espectaculares de Etiopía. Según los manuscritos el pueblo Tigray es descendiente de los semitas que comenzaron a establecerse en el Cuerno de África más de tres milenios. Según sus tradiciones, descienden del antiguo reino de Saba, reino que fue gobernado por Menelik I, el hijo nacido del rey hebreo Salomón y la reina de Saba, según cuenta la leyenda. Las imágenes de la hambruna de 1984 grabadas por el periodista Peter Gill en Korem (región de Tigray) dieron la vuelta al mundo y provocaron una respuesta sin precedentes en países desarrollados. Para muchos, esa sigue siendo la imagen de Etiopia, pero la realidad no tiene nada que ver. Las lluvias de los últimos años y las mejoras en las técnicas de agricultura permiten a los etíopes alimentar a sus familias y buscar nuevas fuentes de ingresos. En la región de Tigray existen más de 200 iglesias de Rock-Hewn, construidas en la época del emperador Yohanes IV (1871-1889), que sorprenden por estar escavadas en las rocas, existiendo algunas de difícil acceso. Proponemos visitar la región de Gheralta para ver el grupo de iglesias conocidas con ese nombre. La belleza extrema de la región, sus espectaculares montañas que lo cubren todo de rojo y su paisaje sobrecogedor nos dejaran cuanto menos indiferentes. Se pueden visitar muchas de ellas aunque a veces se requiere tener más habilidad en la escalada. La mayoría son espectaculares, y algunas de ellas están situadas en parajes inmensos, íntimos y vírgenes, de manera que aseguramos que el esfuerzo de ascender hasta ellas merecerá absolutamente la pena. Las más impactantes y accesibles son Abraha Atsbeha y Yohannes Maequdi, pero sin duda la más espectacular de todas es Abuna Yemata Guh situada en la montaña y decorada en su interior con pintura tradicional ortodoxa. Sería muy recomendable dedicar varios días para disfrutar de estas reliquias. En todas ellas hay que pagar una entrada de al menos 50 birr/ 2€ aprox. y para acceder se considera casi imprescindible contar con la ayuda de guías locales, debido a que suelen ser los que tiene los contactos con los sacerdotes para la visita de las iglesias y es de verdad quien conoce los caminos. Sería muy recomendable dedicar varios días para disfrutar de estas reliquias y planificar el programa para hacer visitas con la suficiente antelación. En caso de contratar los servicios de un guía, es muy recomendable que se cierre por adelantado el programa que se quiere hacer. Aconsejamos a Fisseha Tsesay (0914784632). Es también posible hacer la reserva de las rutas con TESFA (Tourism in Ethiopia for Sustainable Future Alternatives – www.community-tourism-ethiopia.com). Para alojarse las dos noches, la mejor opción es Gheralta Lodge. Este logde, gestionado por italianos, se encuentra situado en un lugar privilegiado de la región de Tigray, cerca del pueblo de Hawzen.

Día 14. Mekele (Región del Tigray) El siguiente destino del viaje es Lalibela. El camino desde Tigray es muy largo por lo que es aconsejable dormir en Mekele, a 70km de Gheralta Lodge. El paisaje hacia nuestro próximo destino es espectacular. La carretera recorre las montañas subiendo y bajando por los desniveles de terrazas, dedicadas al cultivo del trigo. La vegetación toma aquí diversas tonalidades que van desde el amarillo al verde oscuro. El azul brillante del cielo es espectacular. Seguramente sea esta la zona más impresionante de toda Etiopía, por su gente, su legado histórico y religioso, su maravilloso patrimonio y sus espectaculares paisajes. En apenas 3 horas habremos llegado a Mekele, capital de la Región Tigray. La ciudad es uno de los principales centros económicos y universitarios del país y una de las ciudades más grandes y modernas de Etiopía. En la ciudad se encuentra, además, la sede de la Misión de las Naciones Unidas para Etiopía y Eritrea. Destaca además por la presencia de numerosas iglesias ortodoxas etíopes. Con suerte llegaremos a tiempo para visitar el Palacio de Yohannes IV, emperador de Etiopía en las décadas de 1870 y 1880, construido en el margen norte de la ciudad en 1882 por el arquitecto italiano Giacomo Naretti. Es, además, actual sede del museo de la ciudad. Entre otras piezas exhibe el trono real del emperador, su dormitorio, indumentaria ceremoniales, armas y una serie de otras colecciones históricas. (Horario de 9hrs a 17hrs). En el mercado de Mekele, es posible que veamos las caravanas de camellos de los Afar cargadas con sal, que extraen en el desierto de Danakil, tiñendo a su paso todo de vivos colores. Otro de los atractivos que caracterizan a la ciudad es el monumento al FPLT (Frente Popular de Liberación de Tigray), que conmemora la lucha contra el régimen comunista etíope, visible desde la mayor parte de la ciudad. Para los aficionados al fútbol, el estadio para 10.000 espectadores, que sirve de sede a los equipos de la Primera Divisón de la Liga Etíope, Trans Ethiopia y Guna Trading F.C. merece una visita. Geza Gerlase es un restaurante en el que sólo sirven carne de ternera, cordero o cabra, que cortan y pesan delante de ti antes de cocinarla. Mientras nos deleitamos con sabrosos platillos típicos de muy buena calidad, podremos disfrutar de espectáculos de baile tradicionales al son de música en directo. Si hay algo caracteriza al etíope, es su especial afición al baile. Los en Etiopía son tradicionales y espectaculares y dependiendo de su finalidad así se adornan los danzantes y varían los adornos y pinturas que se lucen; la música rítmica ayuda a la concentración de estos bailarines. Otros restaurantes de la ciudad nos sorprenderán algunos de los platos típicos como El wat (estofado de carne, pollo o verduras) acompañado con una salsa picante y con o sin injera (pan) y tibs (trozos de carne asada). Especialmente apreciados entre la gente local. En la cocina tradicional etíope no encontraremos carne de cerdo de ningún tipo, ya que el islam y la Iglesia ortodoxa etíope prohíben comer esa carne. Otras especialidades son El shivro (plato de garbanzos) o el misir (lentejas). Recordamos que sólo se utiliza la mano derecha para comer. No podemos dejar de probar el tej, bebida alcohólica con un especial gusto a miel. Para un mejor aprovechamiento de la visita recomendamos contactar con el director de la Oficina de Turismo de Mekele. Como en otras ciudades etíopes, Mekele carece de alumbrado en la calles. Si queremos alargar la visita hasta última hora del día, recomendamos llevar con nosotros una linterna.

Días 15 y 16. Mekele – Lalibela Salimos a primera hora de Mekele dirección Lalibela, el lugar más emblemático de Etiopía, conocida por sus increíbles iglesias escavadas en la roca y su formidable encuadre natural rodeado de bellas montañas y valles verdes. A 2.630 m. de altura y prácticamente incomunicada del mundo hasta hace relativamente poco Lallibela, también conocido como la “Petra de África”, mantiene un aire medieval que la hace única en el mundo cristiano. El conjunto de iglesias, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978, fueron construidas durante el reinado del Lalibela en el siglo XII-XIII. La leyenda cuenta que el rey Lalibela fue envenenado por su hermano y mientras estaba enfermo Dios le encargó hacer una réplica de la ciudad sagrada de Jerusalén en Etiopia. El conjunto no fue construid sobre piedra, sino que fueron directamente escavadas en la roca. Se trata de 12 imponentes iglesias, distribuidas en 2 grupos separados por el pequeño río Jordán, aunque todas ellas permanecen unidas por una compleja red de túneles subterráneos o semisubterráneos. La última de iglesia, separada del resto, es la célebre iglesia de San Jorge, joya arquitectónica del conjunto. En la actualidad sigue siendo un lugar sagrado y misterioso donde feligreses y turistas componen una peculiar estampa. El interior de las iglesias no es muy llamativo, pues lo impresionante en Lalibela es el conjunto y contemplar a la gente, en sí misma, su devoción. Si es posible recomendamos hacer la visita de madrugada, los monjes duermen allí mismo. Tendremos que prestar atención al camino que debemos recorrer, puesto que durante la visita no hallaremos durante ningún tipo de indicación. Descendiendo medio kilómetro aprox. desde la plaza principal hacia el mercado encontraremos la oficina donde podremos adquirir la entrada, que 300 Birr/ 12,50€ aprox. y da acceso a las iglesias del Norte y Sur durante todos los días que dure nuestra visita. Horario de visita 6 a 12 y de 14 a 17 horas (sujeto a cambios). La visita a las iglesias se puede hacer perfectamente sin guía (coste medio día 15€/ persona). Al igual que en Tigray, TESFA organiza rutas de trekking de 2/3 días. En estas rutas los turistas tienen la oportunidad de conocer la cultura local y alojarse en campamentos gestionados por comunidades locales. Sin duda Lalibela es un lugar de esos que no hay que perderse, y que hoy por hoy no está sobreexplotado por el turismo. Además, existen varios hoteles con encanto en los que se puede dormir como en Blulal Hotel o en Helen Hotel. Para reponer fuerzas en el restaurante Blue Lal o Chez Sophie, podremos disfrutar de una deliciosa pizza cuesta por al más de 14 birr/ 0,60€ aprox. En la calle de bajada a la ticket office de las iglesias encontraremos el restaurante Blue Nile, otra excelente elección. Muy recomendable la cafetería Shallom (en la plaza central), en cuya terraza podremos disfrutar de un café con canela terraza. Es absolutamente recomendable traer suficiente dinero en efectivo, ya que no existe en la zona ningún banco u hotel dónde cambiar en toda la zona.

Día 17. Lalibela – Addis Abeba En esta ocasión consideramos más oportuno tomar un vuelo doméstico hacia la capital (2 horas aprox.), que nos salvarán de 1 o 2 días de viaje, dependiendo de si viajamos en vehículo propio o en autobús. Recordamos que sólo Ethiopian Airlines (ET) está autorizada para ofrecer este servicio en el interior del país. Si en el viaje de ida volamos desde España con esta misma aerolínea, podremos en este caso disfrutar de descuentos y prioridades. Para reservar el billete de avión podremos o bien dirigirnos a las oficinas de la aerolínea situadas en lo alto de la colina, frente al Seven Olives Hotel (abierta todos los días, aunque puede variar), o si lo preferimos podemos hacerlo por teléfono o correo electrónico a las oficinas locales (Lalibela; +251 33 336 0046, Mob. 251 911 25 56 79;llitsm@ethiopianairlines.com. Addis Abeba: +251 11 551 7000-,addcto@ethiopianairlines.com ). No es necesaria ninguna tarjeta de crédito. Coste billete ida: 130€ por persona (sujeto a cambios). El trayecto de 25 km al pequeño aeropuerto de Lallibela transcurre por una carretera asfaltada que baja desde los 2.630 m. de altura a los que se encuentra el pueblo, y se recorre en unos 30 minutos aprox. En caso de viajar en autobús, para obtener un buen precio es importante estudiar todas las alternativas que se nos ofrezcan para obtener un buen precio, ya que estos suelen ser bastante altos. La agencia oficial NTO cobra 50 Birr/ 2€ aprox.por plaza, pero se puede conseguir pagar 25 Birr/ 1€ aprox. con alguna de las otras agencias. El recorrido en taxi viene costando alrededor de 60 birr/trayecto Existen salidas todos los días a las 11:55 y los viernes a las 9:10. Recomendamos estar en el avión 2 horas antes pasar con tranquilidad los sucesivos controles de pasaporte y equipaje, gestionados aún manualmente. El equipaje es revisado cuidadosamente. Como en todos los vuelos interiores, en el momento de hacer el check-in deben pagarse 10 Birr/ 0,40€ aprox. en concepto de tasas de aeropuerto. Podremos tomar algo en la pequeña cafetería del aeropuerto. Así mismo, podremos comprar algo para llevar en la tienda que encontraremos también en el interior. Si tenemos oportunidad, sería fabuloso tomar un asiento al lado de la ventanilla, el escenario de las montañas rodeando Lalibela nos premia con una espectacular panorámica. Todo un espectáculo para disfrutar. Tras llegar al aeropuerto de Addis Abeba, nos dirigiremos a la terminal internacional para retomar el vuelo de conexión al destino enlace europeo correspondiente, para finalmente tomar el vuelo que nos lleve de regreso a España. Recordamos que a la salida del país deberemos hacer efectivo el pago de las tasas de salida internacional ($20, sólo se pueden pagar en dólares). En su caso, lo ideal sería cambiar el resto de birrs. Si deseamos ampliar nuestra estancia no podemos dejar de visitar el centro de la ciudad, la Catedral de San Jorge, la Iglesia de Bete Maryam, el museo etnográfico de la ciudad o dar un paseo a pie por la Piazza y sus calles circundantes de marcado estilo colonial. Cabe mencionar la famosa pastelería Soul Kid situada en la avenida Adwa al nordeste de la Piazza, es la Soul Kid. La venida Churchill, por debajo de la plaza Tewodros, es el mejor lugar para hacer las últimas compras (precios asequibles). La capital dispone de una gran variedad de alojamientos siendo uno de los más habituales entre los turistas el Taitu Hotel, el hotel más antiguo de la ciudad. Recomendamos además el Agge Furnished Guest o el TDS Hotel.

Finalmente retornamos a Murcia ya lo más fabuloso del viaje fue no tener que llamar a cerrajeros Murcia Baratos. Disfrutad del viaje